Seleccionar página

Al volante del Ford Ecosport ST-Line 4×4 2019

por | 30 Sep, 2019 | 0 Comentarios

Hace unos años Ford apostó por el segmento SUV como variante para sus modelos, el Kuga cosechó bastante éxito y se hizo un hueco en este apretado espacio del mercado.

Tras observar cómo iba funcionando el sector decidieron sacar un modelo pequeño y barato pero igualmente con el carácter y ventajas de un SUV, así nació nuestro invitado, un coche urbano, alto, con estilo y con características que le convierten en un modelo especial y diferente al resto.

Hoy damos la bienvenida en el garaje de Supermotoronline al Ford Ecosport.

Impresiones del Interior

La funcionalidad está a la orden del día en un habitáculo que nos recuerda mucho tanto al Focus como al Fiesta, su salpicadero inclinado con una gran pantalla de hasta 8 pulgadas en su centro. Cuenta con los botones justos y necesarios para manejar la cartografía o el sistema de audio. bajo la pantalla encontramos los mandos del climatizador, excesivos y que pueden causar confusión al principio pero uno se acostumbra rápidamente a ellos.

El cuadro de instrumentos puede pecar un poco de conservador aunque nadie le puede reprochar que peque de  visibilidad o falte información con sus relojes analógicos y su pantalla digital central.

Como estamos subidos en un ST-Line podremos percatarnos de pequeñas diferencias respecto a otras versiones como los asientos deportivos, inserciones y el logotipo en su volante.

Ya que mencionamos los asientos podemos destacar su buena ergonomía así como una sujeción correcta de las lumbares y una regulación manual muy capaz.

La mayor sorpresa la he encontrado en la segunda fila; una segunda fila de la que no esperaba gran cosa engañado por la estética exterior cortante y elevada. El acceso a la segunda fila es cómodo y sin agobios y una vez dentro notamos buena sensación de espacio, con buen espacio para las piernas y pies y una posición elevada y con la espalda bastante recta. La única pega podría ser la anchura puesto que estamos ante un coche estrecho pero que se defiende muy bien y en el que podremos viajar 3 adultos, eso sí, con algo de agobio y en un trayecto corto.

Comportamiento dinámico

La unidad de prueba se mueve gracias al motor ecoBlue de Ford. Un bloque diésel de 4 cilindros y 1.5 litros que rinde una potencia de 125 caballos de potencia a 3.600 revoluciones y un par máximo de 300 Nm.

El bloque está asociado a una caja manual de 6 velocidades.

El funcionamiento de la unidad es equilibrado, con un motor que empuja bien aunque le gusta consumir algo más de la cuenta, unas suspensiones tirando a rígidas pero prácticas para el día a día y un chásis ya visto en otros modelos que le aporta estabilidad y aplomo pese a los formas verticales de su carrocería.

El bloque turbodiésel le permite tener una respuesta contundente al pisar el acelerador, sin llegar a cifras de un GTI consigue buena soltura en todo tipo de carreteras y situaciones.

Durante la prueba el equipo de frenado se ha comportado correctamente y sin contratiempos, no ha acusado fatiga y su accionamiento es suave y progresivo pero contundente en caso de necesitarlo.

Su conducción destaca por una posición elevada y con buena visibilidad.

Equipamiento y Acabados

 

La unidad de prueba contaba con numerosos extras de equipamiento tales como control de crucero, cámara de visión trasera, sensores de parking, asistentes de frenada de emergencia, llantas de aleación de 17 pulgadas, techo pintado en negro brillo con techo solar, Sistema multimedia SYNC de 8 pulgadas con equipo de audio de alta fidelidad y sistema de navegación. 

Tecnología de iluminación Led y halógena, kit antipinchazos, acabados exteriores e interiores «St Line» y conexión a Internet.

  • Aspecto robusto
  • Diseño atrevido y diferente
  • Perfecto para ciudad
  • Anchura
  • Portón trasero

Nuestra valoración

  • Diseño 70% 70%
  • Espacio Interior 70% 70%
  • Acabados interiores 75% 75%
  • Motorización 75% 75%
  • Consumos 75% 75%
  • Puesto de conducción 80% 80%


Veredicto Final

Pocas cosas sorprenden hoy en día en el mundo del motor, todo sigue unas líneas muy marcadas y pocas marcas se atreven a hacer cosas distintas. No digo que el Ecosport se atrevido ni muy diferente pero teniendo en cuenta que es un SUV urbano, su estilo se desmarca del resto, con un diseño agresivo uy unas dimensiones diferentes a sus rivales. 

Su algo tiene este modelo es que no deja indiferente y eso se agradece hoy en día. 

En definitiva, Ford ofrece un modelo pequeño, con buena habitabilidad y un aspecto, en este ST Line, más agresivo y deportivo para la rutina diaria.

Ford EcoSport 4x4 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor