Seleccionar página

Al volante del Mercedes-Benz Clase B 2019

por | 18 Ago, 2019 | 0 Comentarios

Al volante del Mercedes-Benz Clase B 2019

Muchas veces olvidamos que en la marca de la estrella conviven dos compactos, últimamente el protagonismo está siendo para el clase A pero hubo un tiempo en el que el guapo de la clase fue nuestro invitado de hoy. 

Llega a nuestro garaje su nueva generación, manteniendo intacto el aire monovolumen pero con más garra y una presencia bastante más llamativa.

Puede que sea el clase B más bonito de la historia y puede que llegue en el peor momento, «la era SUV». Veamos cuáles son sus principales bazas para luchar contra lo «mainstream». 

La unidad cuenta con un bloque diésel 2.0 y 150 caballos asociados a una caja automática. Viene cargado de calidad y extras así que sin más dilación os presentamos al Mercedes Benz B200 d. 

Impresiones del Interior

Entrar en un Mercedes de última generación es igual a calidad y diseño neoclásico muy atractivo. 

El concepto llevado a cabo por la marca no deja indiferente a nadie y podemos decir que convence a la gran mayoría de interesados en el mundo de las 4 ruedas. 

La combinación de aluminio con plásticos y pieles de color claro y luminoso aportan luz al habitáculo y a través de un diseño clásico suavizan la integración de tanta tecnología. 

La sensación de espacio es más que evidente gracias a las grandes superficies acristaladas y la buena batalla. 

El puesto de conducción es elevado y tiene gran cantidad de ajuste en asientos y volante. 

El espacio también se nota en la segunda fila donde una cómoda banqueta nos invita a viajar, preferiblemente dos adultos podrán disfrutar de un gran nivel de confort con buen espacio para las piernas y un mullido más que notable. 

La doble pantalla situada en el salpicadero tiene una gran calidad imagen y la única pega la encontramos en su disposición ya que debido al formato de pantalla infinita Mercedes ha decidido no fomentar la simetría acercando la pantalla central hacia el conductor hecho que nos impide ver dicha pantalla en su totalidad al ser tapada por el propio volante.

Comportamiento dinámico

Si hay un coche fabricado para devorar kilómetros como un animal sin faltar el confort y el buen consumo ese es el Clase B de Mercedes. Su formato monovolumen permite disponer de espacio suficiente pese a su corta longitud. 

Su habitáculo es perfecto para 4 adultos que disfrutarán de un viaje muy cómodo gracias a sus suspensiones adaptativas de corte blando especial autopistas. 

La frenada ha sido confiada a unos discos ventilados muy cumplidores. El bloque motor es un 2.0 diésel que empuja sobradamente desde bajo régimen y nos impulsa hasta alcanzar su potencia máxima de 150 caballos a unas considerables 4.000 revoluciones. 

Los datos de consumo durante la prueba de la unidad se han situado a un nivel especialmente bajo, superando levemente los 5,5 litros en ciudad y pudiendo bajarlo de los 5 litros en autovía y carretera secundaria. 

La tecnología aportada por la marca en el modelo se deja apreciar en los datos ya que gracias al modo eco y sus asistentes como el start/stop o el llamado cruise permite bajar revoluciones y mover el vehículo sólo con la inercia de marcha.

Equipamiento y Acabados

No solo los acabados son buenos, en este compacto familiar podremos encontrar todo tipo de accesorios y extra que nos harán más ameno, fácil y cómodo el trayecto, el equipamiento más destacado cuenta con:

  • Iluminación Full Led
  • Paquete de navegación 
  • Paquete de aparcamiento con cámara trasera 
  • Control de crucero adaptativo
  • Asientos delanteros eléctricos y calefactados 
  • Climatización bizona
  • Instrumentación digital 
  • Asientos de cuero
  • Techo de cristal practicable 
  • Modos de conducción 
  • Interior amplio
  • Diseño elegante 
  • Puesto de conducción
  • Precio elevado
  • Pantallas desubicadas

Nuestra valoración

  • Diseño 75% 75%
  • Espacio Interior 85% 85%
  • Acabados interiores 85% 85%
  • Motorización 85% 85%
  • Consumos 90% 90%
  • Puesto de conducción 80% 80%


Veredicto Final

La marca de la estrella ha dado un paso de gigante en diseño. Era la tarea pendiente hasta que llegó el Clase A de tercera generación trayendo consigo una revolución con aires juveniles y más atractivos para la gran parte del público. El resto de la gama fue heredando ese estilo curvilíneo y desenfadado hasta lo que tenemos hoy. Un clase B con carácter y características que le convierten en uno de los pocos monovolúmenes compactos que quedan y con muchas razones para quedarse. El espacio interior está muy bien aprovechado y el motor diésel de 150 caballos es eficiente, suficiente y consume realmente poco. 

Solo nos podemos hacer una pregunta, ¿tenemos el dinero que cuesta el compacto alemán? 

A responder… 

Mercedes-Benz B200d 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor