Seleccionar página

Al volante del Mercedes-Benz Clase X 2019

por | 26 Mar, 2019 | 0 Comentarios

Al volante del Mercedes-Benz Clase X 2019

En otros continentes los pick-up tienen una presencia muy alta e importante, muchas marcas ofrecen incluso un alto porcentaje de modelos en sus gamas que son de este segmento. Tienen un poco de todo terrenos, algo de berlinas, pero sobre todo la capacidad de carga/almacenaje que sólo lo pueden ofrecer coches industriales. Mercedes-Benz ha decidido ofrecer su gama Clase X, la clase enfocada a los pickup de la marca alemana, pero que deriva directamente del Nissan Navara con quien comparten gracias a su alianza de grupo, ¿me acompañas a conocer el Clase X?

Desde lo más alto, con el más alto nivel de exclusividad.

La marca de la estrella si por algo se conoce es por la calidad de sus vehículos, y en su clase X no han querido que pase desapercibido para nada. Estamos al volante del Clase X 250D 4Matic 2019 con un color rojo Danakil que le sienta bien junto con los cromados así como los plásticos negros del conjunto. Además las llantas del acabado Pure en bi-tono le dan un toque más elegante a este pickup. En su exterior poco podemos diferenciar de su primo el Navara, su frontal es puramente Mercedes y es la parte que más contrasta y destaca en comparación con el Navara, sin embargo, la trasera y el lateral poco se diferencia de su primo Nissan.

Al volante del Mercedes-Benz Clase X 2019

Impresiones del Interior

Donde se puede apreciar la mayor diferencia entre pickups es en el interior del Clase X, no tiene nada que envidiar a cualquier berlina convencional, la sensación de calidad se percibe al primer momento de subirte a él. Cierto es que hay partes que al tacto no pasan de ser plásticos duros y que podrían ser un poco más delicadas, pero si miramos nuevamente en qué coche estamos tampoco podemos exigir demasiado ya que su uso en principio es de “trabajo” y cuanto más rudimentario sea, más resistente y duradero será.

El salpicadero cuenta con un diseño contundente y rudo, con apariencia elegante y deportiva al mismo tiempo, con detalles de aluminio y piel negra que contraste con muchas zonas equipadas con plásticos negros de tacto dudoso.
Las grandes cotas exteriores se hacen notar principalmente en la fila delantera del Clase X y la anchura percibida es inmensa y nos hace sentir pequeños en dicho habitáculo, en cambio su fila trasera no resulta ser tan confortable.

EL Clase X da un salto de calidad en su interior respecto al Nissan Navara

El puesto de conducción se nos presenta cómodo, con muy buena visibilidad gracias a la superficie acristalada y la altura del conjunto, la regulación de volante y asiento nos facilita el proceso de adaptación a nuestras necesidades. Sus asientos se sienten confortables y cuenta con calefacción y un acabado en piel que aporta otro toque más de elegancia al habitáculo.

Comportamiento dinámico

El pick-up alemán cuenta con un bloque diésel de 4 cilindros que cubica 2.300 centímetros cúbicos y desarrollando una potencia de 190 caballos. Para la caja de cambios se confía en un sistema automático de siete velocidades. La potencia de la unidad de prueba resultaba suficiente para mover sus más de dos toneladas de peso, si bien no es un vehículo ágil, si cuenta con un par motor reactivo que nos hará fácil una incorporación o un adelantamiento.

La frenada del X250d resulta algo esponjosa pero reactiva, no se amedrenta a la hora de frenar la inercia de un monstruo así y su suspensión se comporta de manera ágil ya que su largo recorrido y su tarado blando nos permiten tener trayectos cómodos en autovía, así como poder desafiar terrenos escarpados de carácter “Off-Road”. Dónde si se ve penalizada es en carreteras con trazados sinuosos y exigentes, pero siendo sinceros, no es un coche para tales propósitos.

El consumo de éste 4x4 se mantiene bastante a raya y podremos mantenerlo cerca de los 8 litros reales a los 100 km en trayectos de carretera y en torno a 10 litros en ciudad. Nada mal para equipar casi 200 caballos y un peso y aerodinámica nada favorables.

Equipamiento y Acabados

Como buen Mercedes, el equipamiento disponible en su pick-up no es lo habitual, las camionetas de toda la vida en Europa se han caracterizado por carecer de lujos y accesorios innecesarios para la conducción pura y dura, sin embargo actualmente todas las rivales de la X250d han incrementado la funcionalidad y el confort para convertir el trayecto en lo más parecido a viajar en un turismo.
Por ello, Mercedes no se queda atrás y equipa todo tipo de ayudas a la conducción como el asistente de carril, sensores de aparcamiento, cámara de visión 360º, control de crucero y sensores de lluvia y luces.
En el apartado multimedia cuenta con un equipo de sonido de alta fidelidad y una pantalla central de manejo sencillo y cómodo, como nos tiene acostumbrado la marca alemana.

Los acabados en general son buenos para el segmento que estamos tratando pero si es verdad que se queda un paso atrás si lo comparamos con cualquier otro Mercedes de la actualidad, la presencia de plásticos duros es más notable pero, eso sí, su ajuste y diseño está optimizado consiguiendo una habitáculo agradable a la vista. Por último debemos reseñar la calidad de sus asientos, con un diseño sencillo pero atractivo terminado en piel negra y equipado con calefacción y con una sujeción lumbar decente y un mullido de banqueta óptimo.
El exterior de la unidad de prueba contaba, además del rojo Danakil, con unas bonitas llantas de aleación con un acabado de corte deportivo y con un perfil sobrado para terrenos pedregosos. La marca germana mantiene una de sus características fundamentales, la elegancia, y a través de líneas cromadas y suaves consigue transmitirlo incluso en un vehículo con un volumen y fortaleza notables.

Al volante del Mercedes-Benz Clase X 2019
  • Estética
  • Motor
  • Suspensión
  • Calidad interior
  • Consumos
  • Caja de cambios
Al volante del Mercedes-Benz Clase X 2019

Nuestra valoración

  • Diseño 75% 75%
  • Espacio Interior 80% 80%
  • Acabados interiores 75% 75%
  • Motorización 85% 85%
  • Consumos 75% 75%
  • Puesto de conducción 80% 80%

Veredicto Final

Es cierto que España no se ha caracterizado nunca por el éxito de éste tipo de vehículo, pero la moda SUV hace que mucha gente pueda sentir curiosidad por conocer un 4x4 de verdad, o al menos algo menos turismo. El Mercedes Clase X puede ser un gran candidato si no nos importa gastarnos el dinero, es un coche completo, con una calidad por encima de sus rivales y con alma de Nissan Navara… Sobre el papel, con estos datos, nada puede fallar.

Si necesitas un coche campero, amplio, con gran espacio de almacenaje, motor rudo y con la clase aportada por una marca premium, el Mercedes X250d puede ser tu coche.

Al volante del Mercedes-Benz Clase X 2019

Mercedes-Benz Clase X 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor