Seleccionar página

Al volante del Peugeot 508 GT Line 2019

por | 13 Jun, 2019 | 0 Comentarios

Al volante del Peugeot 508 GT Line 2019

Los años 80 y 90 fueron una época grandiosa para las marcas generalistas, puede ser el momento en el que más marcas se encontraban a gran nivel. Peugeot miraba de tú a tú a los alemanes con su buque insignia el 605.

No sólo Peugeot plantaba cara a los alemanes, existía un gran grupo de berlinas europeas de un nivel muy alto, contábamos con el Thema de Lancia, el 9000 de Saab o el Ford Scorpio.

Tras esos años de gloria para los coches asequibles vivimos años en los que la diferencia entre una categoría y otra ha aumentado de manera apabullante, nadie discute el reinado del Audi A4 o el serie 3 de BMW, sin embargo, la marca del león se ha propuesto luchar poniendo toda su voluntad y empeño en crear algo único, algo que merezca la pena diseñar y hacer rodar; y no puede ser de otra manera que con una flamante berlina que impresiona nada más verla. Desde 2018, el modelo 508 ha pasado a ser un hito en la historia de Peugeot.

Al volante del Peugeot 508 GT Line 2019

Impresiones del Interior

Como ya hemos visto en otros modelos de la gama, la marca francesa sigue apostando por un interior minimalista y futurista a partes iguales, la combinación de líneas rectas con superficies muy voluminosas y un uso excelente de materiales se presenta ambicioso y agradable. El puesto de conducción está presidida por un diminuto volante casi rectangular y un cuadro de instrumentos de pequeño formato y sobreelevado que nos anuncian que estamos disfrutando del aún revolucionario i-cockpit.

Como decía, los materiales utilizados en esta versión GT-Line son excelentes, con unas terminaciones muy correctas y un tacto óptimo. Lástima que éste nuevo 508 llegue aún en plena moda del negro piano, pero tiempo al tiempo.

La unidad montaba unos asientos específicos algo caros pero con un diseño y una comodidad a la altura del precio.

La sensación de confort en el habitáculo es inmensa para cuatro personas

La fila trasera carece a penas de defectos, ya que el vano de la puerta está optimizado al máximo y pese a la caída del techo tenemos un acceso más que correcto. La anchura en la segunda fila es buena, pero tampoco podremos ir tres adultos en un camino largo.

Comportamiento dinámico

El alma que empuja a nuestra unidad de pruebas es el cumplidor de la casa, un 1.5 Blue Hdi de cuatro cilindros asociado a caja manual de 6 relaciones que rinde una potencia de 130 caballos.

Puede parece una potencia algo justa para un coche de una talla bastante considerable pero su fuerza sorprende en bajos, el par motor nos ofrece la oportunidad de movernos con soltura en incorporaciones o adelantamientos, bien es cierto que no es un deportivo, pero cumple bastante en ritmos normales.

La polivalencia de este bloque lo podemos ver en el ahorro de combustible ya que durante la prueba hemos conseguido situar el consumo medio en torno a los 6,5 litros a los 100 km.

La suspensión del modelo está ideada para devorar kilómetros de autovía pero también para responder correctamente en trazados sinuosos e incluso en ciudad, por ello el equilibrio conseguido por Peugeot convierten a la berlina en toda una todo-terreno.

Para terminar con el análisis dinámico nos falta comentar el sistema de frenado, puede ser lo menos destacado de la prueba y no por su falta de efectividad sino porque su corrección la ha hecho pasar desapercibido, no ha causado fatiga ni hemos notado falta de mordida.

Equipamiento y Acabados

Entre su equipamiento cabe destacar:

  • Night vision
  • Arranque y acceso manos libres
  • Full LED
  • Retrovisores abatibles eléctricamente
  • Cristales traseros y luneta trasera sobretintada
  • Sistema de infoentretenimiento y navegador conectado 3D TOMTOM® en pantalla táctil de 25.4 cm
  • Stop & Start
  • Full Park Assist
  • Pack Drive Assist Plus
  • Pack Safety
  • Asientos de piel con función de calefacción
Al volante del Peugeot 508 GT Line 2019
  • Estética rompedora

  • Motor poco consumidor

  • Calidad del interior

  • Motor algo justo

  • Puesto de conducción “diferente”

Al volante del Peugeot 508 GT Line 2019

Nuestra valoración

  • Diseño 95% 95%
  • Espacio Interior 75% 75%
  • Acabados interiores 80% 80%
  • Motorización 80% 80%
  • Consumos 75% 75%
  • Puesto de conducción 80% 80%


Veredicto Final

¡Las berlinas no están muertas!

Es lo primero que pienso tras la prueba de la semana. Los franceses han sabido emplear su tiempo y trabajo para crear un producto muy llamativo y completo. Su diseño rompedor, su calidad de acabados y su precio por debajo de los “premium” le convierten en una gran opción para gente que quiere una berlina exclusiva sin tener que recurrir a los tópicos alemanes habituales.

Peugeot ha dado un golpe en la mesa, ¿Quién será el próximo?

Al volante del Peugeot 508 GT Line 2019

Peugeot 508 GT Line 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor

supermotor

Somos el portal del motor que nació para comunicarte todo lo actual del motor de la manera más práctica y objetiva.