Seleccionar página

Al volante del Skoda Karoq SportLine 2019

por 2 Ago, 2019Al volante, C, Skoda, SUV- Crossovers, Videos0 Comentarios

Al volante del Skoda Karoq SportLine 2019

Llega al garaje otro modelo del segmento de moda.

Todo el mundo quiere uno y las marcas lo saben, gran parte de la culpa es suya, así que no dudan en ofrecer versiones y estilos diferentes para seguir atrayendo a más clientela. 

El grupo VAG cuenta con suv en todas sus marcas y no sólo con un solo modelo. 

La plataforma más exitosa del grupo es la denominada MQB que en su variante todo amino forma parte del Audi Q3, el Ateca de SEAT e incluso del Volkswagen Tiguan. Nos falta por nombrar una marca del grupo que está aprovechando muy bien los recursos y haciéndose un hueco cada vez más grande en el mercado. 

El invitado de hoy es el Karoq con acabado SportLine con propulsor de gasolina y 150 caballos de potencia y pertenece a la marca checa Skoda. 

Al volante del Skoda Karoq SportLine 2019

Impresiones del Interior

El habitáculo del Suv checo tiene algo especial, no cuenta con un diseño atrevido ni extravagante ni tampoco con materiales extraordinariamente lujosos pero su aspecto resulta serio y elegante, con el toque suficiente de deportividad y unos acabados muy bien terminados. 

La modernidad sobria del todocamino destaca gracias al cuadro de instrumentos digital de fácil manejo y excelente visibilidad junto a la gran pantalla multimedia situada en el centro del salpicadero. 

El puesto de conducción es elevado y permite una buena visibilidad pese a no tener una gran superficie acristalada. 

La segunda fila cuenta con un gran espacio para las piernas y los pies. La altura libre al techo es contenida pero no tendremos problema con una estatura media o incluso alta. 

La calidad en la parte trasera disminuye en los materiales utilizados, habitual en las marcas generalistas y cada vez más visto en marcas premium. Los plásticos duros cubren casi por completo los paneles de las puertas aunque están bien resueltos en las zonas de apoyo de brazo. 

Comportamiento dinámico

Bajo el capó encontramos un 1.5 de 4 cilindros y 150 caballos de potencia. Un bloque que ha ido evolucionando desde su estreno en 2014 y se ha ganado el aplauso del público gracias a sus consumos contenidos y su buen rendimiento. 

Pero hablemos del consumo durante la prueba. Sorprendentemente la media obtenido no nos ha dado ninguna alegría y achacamos sus datos altos a su caja DSG7 y al peso. Pese a todo, sus 7 litros de media quedan en la media del segmento a igualdad de características. 

El chasis del Karoq es una delicia que aporta rigidez y confort a partes iguales. La suspensión equipada en el checo es adaptativa dentro de unos parámetros blandos y cómodos, a través del selector de modos de conducción podremos modificar su comportamiento a nuestro gusto al igual que el tacto de los pedales, la respuesta del motor y la dureza del volante. 

El equipo de freno no varía de la versión convencional del Skoda, pero freno sin problema la inercia del vehículo y no muestra fatiga ni irregularidades tras su accionamiento

El comportamiento en ciudad es bueno, pese a no ser un coche pequeño ni ligero cuenta con unas cotas bastante compactas que nos harán sentir cómodos en el tráfico urbano. 

Su motor rinde con suavidad y gracias a la caja de cambios automática no sentiremos la pereza del TSI a bajas vueltas.

Equipamiento y Acabados

Estamos ante un modelo con acabado deportivo y muy completo entre los que destacan los siguientes equipamientos:

  • Retrovisores exteriores eléctrico y plegables 
  • Aviso de ángulo muerto
  • Paragolpes deportivos
  • Rejilla delantera en negro brillo
  • Difusor negro
  • Escapes cromados reales 
  • Iluminación Full Led
  • Asientos específicos Sportline
  • Volante deportivo 
  • Instrumentación digital
  • Arranque sin llave
  • Llantas de 18″
  • 7 airbags
  • Modos de conducción 
Al volante del Skoda Karoq SportLine 2019
  • Estética robusta y deportiva
  • Suavidad del motor
  • Calidad de acabados
  • Consumo algo elevado
Al volante del Skoda Karoq SportLine 2019

Nuestra valoración

  • Diseño 80% 80%
  • Espacio Interior 80% 80%
  • Acabados interiores 80% 80%
  • Motorización 75% 75%
  • Consumos 70% 70%
  • Puesto de conducción 85% 85%


Veredicto Final

El Skoda Karoq es un coche muy completo y competitivo y si le añadimos una pizca de deportividad y un motor juguetón y no muy gastón tendremos un producto casi perfecto. 

Los acabados utilizados nada tienen que envidiar al Tiguan y superan a los del  Ateca. 

La marca checa ha dado un gran paso de calidad y como siga así puede situarse como ejemplo de calidad-precio dentro del grupo VAG. 

En definitiva, un Suv ligero, pequeño y muy bien aprovechado, con toda la tecnología en nuestra mano y un aspecto deportivo muy conseguido. 

Al volante del Skoda Karoq SportLine 2019

Skoda Karoq SportLine 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor