Seleccionar página

Al volante del Toyota GT86 2019

por | 31 May, 2019 | 0 Comentarios

Al volante del Toyota GT86 2019

Sin preámbulos, hoy traemos tracción trasera, motor atmosférico, puesto de conducción radical y una estética de lo más atractiva. Un vehículo para los amantes de la conducción más tradicional y pasional.

Toyota ofrece una alternativa a toda su gama olvidando y mucho sus aclamadas tecnologías híbridas y consumos bajos, el GT-86 es un deportivo “low cost” pero con capacidades y pretensiones sobradas para hacer disfrutar al conductor de una sensación única y en peligro de extinción.

El sector que ocupaba años atrás el Celica ha recibido un coche más completo y radical, sus 200 caballos hacen mucha competencia a otro mítico como es el Mazda MX-5 o el Abarth 124. Hoy llega al garaje de SuperMotorOnline para convencernos de que puede ser el rey de una categoría escasa en participantes pero que siempre sorprende.

Al volante del Nissan e-NV200 Evalia 2019

Impresiones del Interior

Antes de entrar al deportivo nipón debemos recordar su precio, los 35.000€ nos pueden parecer algo excesivos para un Toyota pero el estilo que luce nos hace comprender desde el primer momento dicho precio.

El acceso a su habitáculo se hace algo difícil con su 1,28m de altura pero una vez que nos acomodamos también entendemos esa altura. Su puesto de conducción es realmente bajo y deportivo, su volante vertical y su cuadro de instrumentos esférico incitan a disfrutar de cada minuto en el GT-86.

Sus asientos son adecuados, con un acabado de tacto agradable y con unas formas radicales que garantizan una buena sujeción sin privarnos de una comodidad decente.
El salpicadero cuenta con un diseño tradicional lleno de líneas suaves y agradables con aireadores en una posición elevada y una pantalla que no es la gran protagonista pese a su formato de tamaño correcto pero con una situación algo baja.
Continuando con la línea conservadora contamos con una botonería destinada a la climatización con un tacto y manejo agradable y muy sencillo.

Tras la apariencia de deportivo de tamaño reducido se esconde un habitáculo 2+2, esto nos permite de una segunda fila testimonial la cual podremos ocupar de manera más o menos complicada y sin mucho espacio pero el espacio está ahí para lo que podamos o queramos.

Comportamiento dinámico

Llegamos al apartado más importante de la prueba y es que éste pequeño deportivo esconde un motor atmosférico de dos litros de cubicaje con una potencia máxima de 200 caballos asociado a una caja de cambios manual de 6 relaciones y un par motor de 200 Nm.
Puede no parecernos datos excesivos pero su chasis deportivo, su batalla, sus 1300 kg de peso y un centro de gravedad realmente bajo convierten al Toyota en un verdadero juguete del asfalto sin tener que recurrir al turbo.

El tarado de suspensión es duro, adecuado para poder enlazar curvas con soltura y rigidez pero algo inadecuado para obstáculos urbanos como pasos sobreelevados o badenes. La frenada se muestra contundente gracias al equipamiento del sistema deportivo Brembo, su mordida es buena y no muestra fatiga pese a exigirle más de lo normal.
Una de las pegas del motor aspirado es su peor reacción en bajas vueltas, pero el GT-86 es un coche para llevar alto, y es a partir de las 4.000 revoluciones cuando entrega toda la potencia iniciando la verdadera sensación excitante, con un sonido adictivo y una pegada que parece que nunca va a terminar.

Para finalizar el apartado mencionaremos que el consumo durante la prueba ha rondado los 10 litros a los 100 km combinando el uso urbano con autovía y trayectos revirados y de puertos.

Equipamiento y Acabados

Entre su equipamiento cabe destacar:

  • Llantas de aleación de 17″
  • Sensor de luces
  • Retrovisores exteriores eléctricos, calefactados y plegables eléctricamente
  • Alerón trasero en color negro mate
  • Tubo de escape con 2 salidas
  • Iluminación Full LED
  • Sistema antibloqueo ABS con distribución electrónica EBD y asistencia a la frenada de emergencia BA
  • Luces de avisador de frenada de emergencia (warning)
  • Control de crucero
  • Control de estabilidad VSC Sport (modo Track)
  • Sistema de asistencia de arranque en pendiente (HAC)
  • Frenos de Brembo delanteros y traseros
  • Inmovilizador
  • Equipo audio Toyota Touch: Pantalla táctil multifunción de 6,1”, toma USB y AUX-in, Bluetooth® con audiostreaming
  • Pomo y palanca de cambio en cuero
  • Columna de dirección ajustable en altura y profundidad
  • Dirección asistida electrónica
  • Climatizador automático con control dual de temperatura
  • Asiento del conductor con regulación manual en altura
  • Elevalunas eléctricos delanteros con función un toque
  • Toma 12V en consola central
  • Pantalla multi-información TFT de 4,2″ a color
  • Indicador de cambio de marcha
  • Display multi-información TFT a color de 4,2″
  • Anclajes traseros ISOFIX (2) con punto de anclaje superior
  • Asientos delanteros deportivos con estructura anti latigazo cervical
Al volante del Toyota GT86 2019
  • Estética deportiva
  • Motor pasional
  • Puesto de Conducción
  • Consumo elevado
  • Habitáculo escaso
Al volante del Toyota GT86 2019

Nuestra valoración

  • Diseño 90% 90%
  • Espacio Interior 65% 65%
  • Acabados interiores 75% 75%
  • Motorización 85% 85%
  • Consumos 70% 70%
  • Puesto de conducción 90% 90%


Veredicto Final

La categoría de deportivos de pequeña escala aporta un mundo de sensaciones, por un precio contenido tendremos emociones fuertes sin grandes esfuerzos. El Toyota GT-86 está creado para disfrutarlo, para subirlo de vueltas sin remordimiento y enlazar curvas sin mirar atrás.

Su posición de conducción, su agradable y contundente sonido, su aplomo y su ligereza están combinados para sacar todo el jugo al atmosférico que esconde su capó. Si te gustan las sensaciones tradicionales de un buen motor gasolina, el Toyota es tu coche.

Al volante del Toyota GT86 2019

Toyota GT86 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor