Seleccionar página

Al volante del Toyota RAV4 Hybrid AWD-i 2019

por | 10 Oct, 2019 | 0 Comentarios

Con 25 años a sus espaldas nos llega el SUV que ha encontrado la fórmula ideal para mantenerse vivo en la actualidad, una actualidad marcada por una transformación de movilidad enfocada a las bajas emisiones y en obtener consumos muy bajos.

Nos llega un invitado que por suerte tiene muy pocos rivales directos, el CR-V Hybrid de Honda y su primo hermano el Lexus NX 300h, nos ponemos al volante del Toyota RAV4 Hybrid AWD-i 2019 ¿me acompañas?

100% hÍbrido, 100% SUV, no vivas a medias.

El Toyota RAV4 es un todocamino concebido para ser conducido y diseñado para quienes quieren destacar esto gracias a la imagen robusta de un auténtico SUV con un estilo limpio y dinámico, RAV4 tiene un aire elegante y urbano. 

Desde los singulares faros delanteros LED de serie, pasando por la audaz silueta del perfil y hasta llegar a las exclusivas ópticas traseras LED de serie, que transmiten la imagen de un SUV puro, diseñado para el mundo moderno con esas líneas rectas y muy angulares.

Las llantas que llevamos en esta unidad en un acabado plata brillante son del acabado Luxury de 18″ 225/60R18 comparte en el resto de gama igualmente, únicamente en la versión Feel! tendrás unas llantas en negro brillo así como el techo en doble tono, para quienes les guste esta personalización.

Impresiones del Interior

El acabado Luxury nos trae un tapizado en cuero, con buena calidad. Además los asientos tienen unas formas ergonómicas y de sujeción ideales para hacer muchos kilómetros. El salpicadero me ha parecido de lo más destacable en cuanto a diseño y calidad, veo una mezcla de elegancia y robustez bien combinado.

A nivel tecnológico cumple con buena nota, aunque no con un sobresaliente, me ha parecido un sistema de navegación muy poco agradable a nivel visual además no tiene una fluidez en el uso, al menos a mi no me ha enganchado. En el cuadro de instrumentos encontramos toda la información sobre el coche y el trayecto que realices, sin embargo me esperaba algo mucho más novedoso al menos en grafismos…. de todas maneras cumple con su objetivo.

El espacio para 5 ocupantes es genial, la plaza trasera es muy cómoda y amplia, incluso para llevar sillas de niños podrás tener un espacio adecuado para que los viajes se realicen sin fatiga alguna. El maletero tiene una buena capacidad de 580 litros que sientan fantástico al momento de viajar, y si requieres su capacidad máxima podrás abatir los asientos logrando unos generosos 1690 litros.

Comportamiento dinámico

Si algo me ha llamado la atención en los primeros kilómetros de conducción ha sido la insonorización, me diréis ¿pero no se supone que los coches híbridos son más silenciosos?… la respuesta es sí, pero para estos coches las evoluciones también existen y siempre hay rangos de mejoras, así que en el caso del RAV4 la marca ha logrado obtener una mejora notable en esta insonorización interior. Sin embargo en cuanto exprimimos este RAV4 de 222cv notamos que mantiene una rumorosidad algo mejorable.

La motorización de nuestro RAV4 es de 2.5 litros cuatro cilindros con 222cv en total, cuando digo en total es porque se suma otro motor eléctrico al eje trasero de esta manera el RAV4 que probamos se convierte en un SUV AWD , resumiendo motor a combustión y motor eléctrico en el eje delantero como las versiones 4×2 con 218cv, sólo las versiones AWD tienen un motor adicional en el eje trasero para completar los 222cv como el que lleva nuestra unidad de pruebas.

La transmisión del RAV4 es una e-CVT la que usa la marca en todos sus modelos híbridos con cambios infinitos que a la puesta en marcha siempre resulta algo diferente a lo que puedas estar acostumbrado si vienes de un cambio manual por ejemplo, pero al hacerte con este modelo verás que los trayectos son muchos más cómodos, es todo cuestión de adaptación.

La suspensión es más confortable que dinámica (dura) esto se agradece para un coche que su objetivo es hacer kilómetros de manera idónea, así que encontrarás algo más de balanceo incluso que otros SUV del segmento (que no son híbridos) pero que si buscas un comportamiento deportivo este RAV4 no será una opción adecuada. El frenado es bueno, no hemos detectado fallos o fatiga en nuestras pruebas por montaña, ciudad y autovía. En consumos podré adelantar que me ha sorprendido pero mejor pasate a ver nuestro video (arriba lo tendrás) y allí encontrarás las sensaciones al completo sobre el RAV4.

Equipamiento y Acabados

Nuestra unidad RAV4 equipa el acabado LUXURY y su equipamiento destacado es:

  • Retrovisor interior electrocromático inteligente
  • Tapicería de cuero
  • Alerta de tráfico trasero (RTCA)
  • Monitor de ángulo muerto (BSM)
  • Sistema de visión 360º
  • Navegador GO con funciones avanzadas
  • Diseño exterior e interior
  • Espacio interior
  • Confort de marcha
  • Comportamiento en marchas altas (algo de ruido)
  • Tecnología poco atractiva
  • Precio algo elevado

Nuestra valoración

  • Diseño 85% 85%
  • Espacio Interior 90% 90%
  • Acabados interiores 85% 85%
  • Motorización 80% 80%
  • Consumos 95% 95%
  • Puesto de conducción 80% 80%


Veredicto Final

Este SUV es la alternativa ideal para quienes busquen este tipo de coches pero con opción ECO para usarlo a diario e incluso poder viajar cómodamente, pocos modelos en este segmento y rango de precio pueden ofrecer estas prestaciones. Es por eso que con sus competidores como el CR-V y NX 300h, me parece que el RAV4 es el más mala conducta de los 3, porque destaca por un diseño más agresivo o más musculoso que los otros dos modelos, pero como siempre es cuestión de gustos.

El precio de este RAV4 sin promociones es de 44.000 € con el acabado LUXURY y tracción AWD, además de los opcionales que lleva nuestra unidad. Un nivel muy alto a un precio quizás desorbitado para muchos, pero sin problema podrás acceder a otros acabados más bajos y aún así tendrás muy buen equipamiento de serie.

Toyota RAV4 Hybrid AWD-i 2019

Galería de imágenes

Instagram Web

 

Sobre el Autor

Angel Silva

Ingeniero Informático, apasionado del motor, periodista, probador de coches en mis tiempos libres, padre y esposo a tiempo completo! Gracias por leerme!