Select Page

La evolución de Skoda

Skoda es una reconocida marca del mundo de las 4 ruedas, y en la última década se ha ganado a pulso ser una de las opciones más interesantes del mercado en cada tipo de carrocería.
Modelos como el Octavia o Spaceback son claros ejemplos del éxito de la marca checa.

Pero, ¿qué sabemos realmente de la popular marca? Hagamos memoria:

La evolución de Skoda

No siempre han estado ligados al mundo de las 4 ruedas ya que, en 1894, un joven llamado Václav Klement decidió montar su propia tienda de reparación de bicicletas debido a la negativa de los fabricantes de su propia bicicleta ante la petición de Klement de recibir las piezas para repararla.
Sin conocimiento técnico alguno se alió con Václav Laurin (fabricante de bicicletas de una ciudad vecina) para llevar su pequeño negocio.

La evolución de Skoda

La primera intentona del dúo checo fue con una motocicleta cuya seguridad quedó en duda en las carnes del propio Laurini que, tras un accidente, perdió parte de su dentadura. Se trataba de una moto con el motor ubicado en la horquilla de la rueda delantera.
El segundo intento fue más fructífero, ya que tras contactar con un especialista en ignición, fabricaron la “Slavia”, primera motocicleta fiable de la marca Laurin & Klement, tuvo un éxito notable y se exportó a otros países.

 

En 1905 comenzó la producción del Voiturette A, primer automóvil de la marca que resultó ser otro éxito a nivel europeo.
Durante el periodo de las dos guerras mundiales, Skoda sufrió los altibajos lógicos de la inestabilidad política y económica; y tras salir del bache, continuó su producción con el “1101”, basado en el anterior Skoda “Popular”.

A lo largo del siglo XX, pese a su diseño anticuado, la marca checa se hizo un hueco en campeonatos de Rally con sus modelos de competición de “Estelle” y “Rapid”.
Este último fue un superventas en el Reino Unido durante los 80´, considerado como el “Porsche de los pobres”.

Otro modelo que resultó ser un punto de inflexión para la marca fue el Skoda Favorit que adquirió un estilo bastante occidental y logró convencer al mercado europeo, que acostumbrado a las calidades austeras vieron un claro acercamiento al nivel occidental.

En 1991 sucedió algo que cambiaría la historia de la marca checa, la todo poderosa Volkswagen se hizo cargo de ella y la introdujo en una progresiva mejora para llegar a competir con el resto de marcas exitosas.
Tras la llegada de sus míticos modelos Octavia y Fabia Skoda ya miraba de tu a tu a los superventas y no tardarían en situarse como parte de los modelos más vendidos en Europa, ambos modelos compartían numerosos componentes con Volkswagen Passat (Octavia) y Polo (Fabia), un hecho que hizo confiar en la calidad y buen hacer de la marca.

En la actualidad su diseño más atractivo y deportivo han aportado una nueva percepción en su clientela que ya no solo busca habitabilidad y buen precio, ahora venden coches con estilo y llenos de pasión para todos los gustos.
La gama de modelos de Skoda en 2017 abarca todas las categorías, desde utilitarios a familiares, sin olvidar la era SUV donde los checos nos ofrecen el Karoq y el Kodiaq; así como las variantes RS para los conductores más pasionales.

En definitiva es una historia plagada de idas y venidas y sobre todo un excelente ejemplo de cómo sobreponerse y mejorar para alcanzar el éxito. Esperemos seguir siendo espectadores de este ascenso a la cima del mercado automovilístico, si Volkswagen quiere…

 

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter @suprmotoronline


Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar