Seleccionar página

La increíble evolución de la saga 200 de Peugeot, del 205 al Nuevo 208

Oct 29, 2019 | Actualidad sobre 4 ruedas, Mundo Peugeot | 0 Comentarios

El segmento B, conocido popularmente como el de los utilitarios, no puede concebirse sin la familia 200 de Peugeot. El Peugeot 205, lanzado en 1983, marcó un antes y un después en su categoría; y con él nació una saga de modelos que han marcado tendencia y han supuesto un rotundo éxito comercial, con cerca de 22 millones de unidades comercializadas en los cinco continentes.

Los modelos de la saga 200 de Peugeot (205, 206, 206+, 207, 207+, la primera generación del 208 y el Nuevo 208) siempre han estado a la última y han presentado una combinación de factores que los han convertido en un producto redondo, capaz de conquistar a públicos de los cinco continentes. De hecho, es un caso único en la industria del automóvil. Estos modelos se han fabricado en Poissy y Mulhouse (Francia), Coventry (Reino Unido), Madrid (España), Tranva (Eslovaquia), Yakarta (Indonesia), Changhua (Taiwán), Teherán (Irán), Kuala Lumpur (Malasia), Wuhan (China), Buenos Aires (Argentina), Porto Real (Brasil) y Los Andes (Chile).

El Nuevo Peugeot 208 hace honor a su legado, lleva un paso más allá todos los atributos que han hecho triunfar a su saga a lo largo de los años y vuelve a innovar con la plataforma multienergía CMP, que le permite ofrecer versiones con motor de combustión (gasolina y diésel) y el e-208 completamente eléctrico.

Peugeot 205 (1983-1998)

El 205 cambió las reglas de cómo debía ser un coche utilitario. Peugeot demostró con este modelo que se podía hacer un utilitario asequible, con un diseño atractivo, un acabado de calidad, amplio y divertido de conducir. Y también que esta fórmula ganadora tenía un carácter global, fabricándose en 7 plantas de tres continentes. Este modelo fue galardonado como “Golden Car of the Year” de la década de los ’80. Mayor fue el reconocimiento del público, con 15 años en las listas de ventas –muchos, como líder- y solo dos años de vida para alcanzar el primer millón de unidades.

El Peugeot 205 destacaba por su original diseño exterior, que Gérard Welter definió con trazos sencillos pero de gran personalidad y elegancia. El interior estaba creado con esmero y a semejanza de coches de categorías superiores. En marcha enamoraba por su dinamismo. Y con el tiempo, convenció por su proverbial fiabilidad. Técnicamente destacaba por su ligereza, robustez y chasis, que le conferían un gran comportamiento que, desde entonces, forman parte del ADN de la familia 200.

El 205 se ofreció con carrocería de tres y cinco puertas, y descapotable. Y tuvo versiones míticas, germen de sus éxitos en competición. El Peugeot 205 GTI marcó un antes y después entre los utilitarios deportivos; con un afinado bastidor y un motor más potente (1.6 de 105 CV y 115 CV; y 1.9 con 130 CV). El Peugeot 205 Turbo 16 fue una serie limitada de 200 unidades para homologar el Peugeot 205 de Grupo B de competición. Con su carrocería ensanchada, motor central transversal de 200 CV y tracción total, pronto se convirtió en un automóvil de culto y cosechó grandes éxitos en competición, conquistando el Campeonato del Mundo de Rallyes tanto de pilotos como de constructores en 1985 y 1986; y el París-Dakar, en 1987 y 1988.

La gama 205 también sirvió de banco de pruebas para el desarrollo incipiente de los coches eléctricos, con el prototipo 205 Electrique.

Peugeot 206 y 206+ (1998-2011)

Superar al Peugeot 205 era un gigantesco reto, que el 206 superó con creces para convertirse en el Peugeot más vendido de todos los tiempos, con más de ocho millones de unidades producidas en sus 14 años de vida comercial. El Peugeot 206 actualizaba todos los atributos de su antecesor, a los que sumó una variadísima gama de carrocerías y una superior tecnología. Al igual que el Peugeot 205, también triunfó en competición, con dos campeonatos del Mundo de Rallyes de pilotos (Marcus Gronholm, 2000 y 2002) y tres de constructores (2000, 2001 y 2002).

Desde su lanzamiento se ofreció con dos carrocerías, de tres y cinco puertas; y tres motores de gasolina (60 a 90 CV) y un 1.9 diésel (70 CV). Y esa oferta se fue ampliando constantemente a lo largo de los años, con innovadoras carrocerías en su segmento, como el cabrio-coupé, la berlina o el SW familiar; y una larga lista de versiones y motorizaciones, entre las que destacan los deportivos 206 GTI, 206 GT WRC y 206 RC; y las eficientes mecánicas diésel 1.4 HDI 1.6 HDI y 2.0 HDI.

En 206 se renovó en el año 2006 con un nuevo diseño del frontal y un interior a semejanza del nuevo 207 recién presentado. Renombrado como Peugeot 206+, fue un ejemplo de la versatilidad de esta saga, capaz de adaptarse a los tiempos de crisis.

Peugeot 207 y 207+ (2006-2014)

El 207 creció respecto a su antecesor y siguió ofreciendo cuatro carrocerías. Un diseño más esculpido daba paso a un interior con una sensación de calidad desconocida en su segmento. También supuso un notable salto adelante en seguridad activa y pasiva, que le permitió conseguir 5 estrellas en las pruebas EuroNCAP.

Desde su puesta en escena contó con carrocerías de tres y cinco puertas así como motores de gasolina (68 a 110 CV) y diésel (75 a 110 CV). En esta ocasión sólo hubo que esperar un año para que se completase la gama con los CC y SW, al que se sumó la versión Outdoor de estilo Crossover. Más tarde llegaron nuevas mecánicas con los 1.4 y 1.6 VTi, los 1.6 THP (150 o 175 CV) para las versiones deportivas GTI y RC, e incluso una versión 1.4 de 75 CV capaz de funcionar con gasolina o GLP.

En 2009 se actualizó, con cambios de diseño y diversas novedades mecánicas. También se aprovechó para ofrecer por primera vez una versión de bajos consumos y emisiones, con un 1.6 HDI de 92 CV y 99 g/km de CO2. Hacia la primavera de 2012 el 208 le dio el relevo, aunque se creó un 207+ como opción más asequible.

Peugeot 208 (2012-2019)

Aunque más pequeño que el 207, el Peugeot 208 ofrecía un habitáculo y maletero más amplios, y un diseño más atractivo. Este modelo solo se comercializó con carrocerías de tres y cinco puertas.

El Peugeot 208 fue el encargado de estrenar para la marca del león el puesto de conducción del futuro: el i-Cockpit®, que aporta seguridad, confort y mayor diversión en la conducción. La pantalla táctil de 7” para el sistema de infoentretenimiento con Mirror Screen compatible con Apple CarPlay™ y Android Auto™, o la navegación 3D conectada con reconocimiento por voz introducen al utilitario de Peugeot en el mundo de la conectividad. Y disponía de elementos vanguardistas, como el Head Up Display, el asistente de aparcamiento, la cámara de visión trasera o el Active City Brake.

La oferta mecánica se vuelve más extensa, refinada y eficiente que nunca, con avanzados propulsores de gasolina tricilíndricos, 1.0 y 1.2, y tetracilíndricos, 1.4 y 1.6 VTi. En diésel, los e-HDI también se ofrecen con tres y cuatro cilindros (68 a 114 CV). El cambio puede ser manual o robotizado. Por supuesto, hubo versiones deportivas, con el GTI de 200 CV y 208 GTI by Peugeot Sport de 208 CV.

Este modelo sufrió una actualización en 2015, con diversos cambios cosméticos, mayores posibilidades de equipamiento y una versión de auténtico récord, el 1.6 BlueHDI 75 S&S MBC, con 3,0 l/100 km y unas emisiones de CO2 de solo 79 g/km.

En competición se recupera la mítica nomenclatura T16, que tiene su máximo exponente en el 208 T16 Pikes Peak de 875 CV, con el que en 2013 Sebastien Loeb se impone en la “carrera hacia las nubes” Pikes Peak, estableciendo un nuevo récord.

Nuevo Peugeot 208 (desde 2019)

El Nuevo 208 presenta un estilo innovador y distintivo, con claros guiños al pasado y al futuro del lenguaje de diseño de la marca, con líneas tensas y puras. Su firma lumínica, con las tres garras; y la banda negra que recorre el portón para unir los pilotos así lo atestiguan. Es más largo, ancho y bajo que el actual 208. Su interior está presidido por la nueva generación del Peugeot i-Cockpit® 3D, con una instrumentación elevada y una nueva gama de funciones de ayuda a la conducción. Su conectividad brilla de nuevo a un gran nivel con MirrorLink™, Apple CarPlay™ y Android Auto™, recarga del smartphone por inducción, hasta cuatro tomas USB disponibles y navegador 3D conectado TomTom® Traffic.

Gracias a la rebaja en el peso y la optimización aerodinámica y de las mecánicas, se consigue una eficiencia muy superior. La plataforma CMP también permite mejorar el confort e implementar dispositivos de seguridad más avanzados, entre los que sobresalen el Lane Position Assist (LPA); el Full Park Assist, con función perimétrica Flankguard; el freno automático de emergencia de última generación; la alerta de cambio involuntario de carril (o de arcén), con corrección de trayectoria; la alerta de atención del conductor; cambio de luces automática; reconocimiento de señales y aviso de vehículos en el ángulo muerto.

La versión eléctrica, denominada Peugeot e-208, dispone de un motor con 100 kW (136 CV) y una par de 260 Nm que ofrece un gran placer de conducción gracias a su instantánea respuesta y silencio de marcha. Tanto por su autonomía, de hasta 450 km según normativa NEDC (New European Driving Cycle) y bajos tiempos de recarga, como por ofrecer la misma habitabilidad y capacidad de maletero que sus hermanos de gama, es capaz de afrontar cualquier tipo de desplazamiento.

Las variantes del Nuevo Peugeot 208 con motores térmicos cumplen las normas Euro6.d en gasolina y Euro6d-temp en diésel, con un tricilíndrico 1.2 PureTech para los primeros (con 75, 100 o 130 CV) y un tetracilíndrico 1.5 BlueHDI con 100 CV. El cambio puede ser manual de 5 ó 6 velocidades o un avanzado automático de 8.

 

Al volante de…

Twitter


Publicidad

Publicidad

Publicidad