Seleccionar página

Nuevo BMW Serie 1 2019

May 27, 2019 | Mundo BMW, Últimos Lanzamientos | 0 Comentarios

Deportivo, genial, seguro y elegante, con un diseño fresco y lo último en conectividad, el nuevo BMW Serie 1 es un auténtico BMW con un fuerte carácter propio.

La tercera generación del BMW Serie 1 se mostrará por primera vez del 25 al 27 de junio de 2019 en la nueva plataforma de presentación BMW Group #NEXTGen en el BMW Welt de Múnich. El debut para el público será en el Salón de Fráncfort, en septiembre de 2019. El lanzamiento mundial se llevará a cabo el 28 de septiembre de 2019.

Un avanzado sistema de chasis con tecnologías innovadoras, junto con la integración de todos los componentes dinámicos principales y los sistemas de control, dotarán al BMW Serie 1 de una notable agilidad. Esa agilidad será claramente apreciable por los conductores, ya sea con la configuración de tracción delantera o con la tracción total inteligente BMW xDrive. Un proceso de desarrollo de cinco años ha servido para trasladar al nuevo BMW Serie 1 toda la experiencia atesorada en los últimos años por el Grupo BMW con la tecnología de tracción delantera en otros modelos. El resultado es una precisión dinámica sin precedentes en coches de tracción delantera y que establece nuevos estándares en el segmento de los compactos premium. Asimismo, la nueva arquitectura de tracción delantera de BMW hace posible que la tercera generación del Serie 1 ofrezca niveles de espacio interior sustancialmente incrementados, en particular en las plazas traseras, y un mayor maletero.

Nuevo BMW Serie 1 2019

Una historia de éxito desde 2004.

El nuevo BMW Serie 1 2019 continúa la historia de éxito escrita por las dos primeras generaciones de este automóvil. En 2004, BMW introdujo por primera vez en el segmento premium compacto las cualidades dinámicas propias de la marca y un elegante diseño deportivo. La segunda generación, lanzada en 2011, destacó por nuevos y frescos rasgos, con una imagen más poderosa en la parte frontal, los flancos y la zaga. Además, en 2015, ganó una presencia aún más llamativa mediante el nuevo diseño de la parrilla con los riñones de BMW, mayores entradas de aire, una geometría de faros más afilada y nuevos pilotos traseros. La segunda generación del Serie 1 obtuvo una gran aceptación, especialmente en Europa, donde se han producido el 80 por ciento de las ventas de este modelo en 2018. Sus principales mercados han sido Alemania (que ha registrado el 25 por ciento de las ventas) y el Reino Unido (más del 20 por ciento), seguidos de Italia, Francia y Japón. Al final de 2018, el BMW Serie 1 rompió la barrera de 1,3 millones de clientes, lo que respaldó su condición como uno de los modelos con mayor volumen de ventas de la marca BMW.

El cambio a la arquitectura de tracción delantera de BMW se refleja en las nuevas proporciones y en las líneas fluidas y estilizadas del nuevo BMW Serie 1. El capó más corto se funde con el parabrisas, mientras que la larga línea del techo cae ligeramente hacia la parte trasera. Una zaga ancha y una línea de hombros atlética sobre los arcos de rueda enfatizan la poderosa y deportiva presencia en la vista posterior. Al mismo tiempo, su compacta carrocería ofrece significativamente más espacio, aunque la superficie sobre la carretera es casi idéntica a la del modelo anterior. Esto hace que sea aún más versátil en el uso cotidiano. Con 4.319 mm, el nuevo BMW Serie 1 es 5 mm más corto que su predecesor. En términos de anchura (ahora 1.799 mm), esta tercera generación ha crecido 34 mm, mientras que su altura (1.434 mm) se ha incrementado 13 mm. Su batalla de 2.670 mm es 20 mm más corta que la del modelo anterior.

Nuevo BMW Serie 1 2019

Un nuevo rostro con una parrilla mayor con los riñones de BMW

Visto por delante, el BMW Serie 1 se destaca inmediatamente con un nuevo rostro y una reinterpretación de los rasgos de diseño icónicos de BMW. La característica parrilla con los riñones de BMW es mayor, tiene una presencia apreciablemente más poderosa y, por primera vez en esta gama de modelos, los riñones se unen en el centro. Al adoptar esta imagen, el nuevo BMW Serie 1 sigue la tendencia establecida por las berlinas de BMW. El deportivo tope de gama M135i xDrive (consumo combinado de combustible: 7,1 – 6,8 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 162 – 155 g/km*) destaca por su distintiva parrilla con los riñones, en la que un diseño de malla reemplaza a las clásicas láminas. Este elemento tridimensional está inspirado en la competición y confiere al frontal una profundidad y talla adicionales. Otra característica distintiva del M135i xDrive es una inserción en cada llamativa toma de aire exterior. La forma y el tamaño de las entradas son una declaración de carácter deportivo, incluso en la versión de entrada del nuevo Serie 1.

Nueva disposición de los grupos ópticos

Ahora con un diseño más oblicuo, los faros dan al nuevo BMW Serie 1 una dimensión fresca y joven que también lo distingue de los BMW de gama superior. En la versión base, bajo el característico rostro de dobles faros de BMW, hay proyectores halógenos y luces diurnas de LED. Las luces full-LED opcionales, también disponibles con función adaptativa, tienen una apariencia especialmente moderna. Los tubos hexagonales transparentes de las luces diurnas destacan la imagen de dobles faros con una notable precisión técnica. Las “cejas” que forman los intermitentes enfatizan la anchura del coche, mientras que los tubos retrasados de los faros emanan rendimiento dinámico. Un elemento de aluminio cepillado ocupa la parte superior del grupo óptico, bajo la cubierta transparente, y en la parte lateral se lee “BMW LED”.

Un pronunciado morro de tiburón y una distintiva forma de cuña

Al mirarlo de lateralmente, los rasgos más llamativos del nuevo BMW Serie 1 son el pronunciado morro de tiburón, una seña de identidad de BMW, y la marcada forma de cuña. El esbelto contorno de las ventanillas se eleva hacia la parte trasera y enfatiza las dinámicas líneas del coche. Culmina en un pilar C con la obligada curva Hofmeister que eleva visualmente la ventanilla y se extiende por encima de la puerta trasera.

Sin embargo, donde la carrocería despliega más su personalidad es bajo el trazo de la superficie acristalada. El sutil uso de líneas precisas y claramente definidas, en combinación con superficies marcadamente esculpidas, confiere al BMW Serie 1 una presencia atlética. Esta técnica también crea una definida sensación de ligereza sobre las ruedas delanteras y de innegable fuerza en el área alrededor de las traseras. Esa impresión está realzada por dos líneas de carácter: una corre bajo los asideros de las puertas, desde las ruedas delanteras hasta las aletas traseras, mientras la otra comienza en la parte inferior de la puerta delantera y crea un contraste dinámico con un trazo ascendente hacia la parte posterior. Además, una distintiva línea que se va afinando en el pilar C confiere una sensación de deportividad en la zona de los hombros, sobre los arcos de rueda traseros. El borde descendente del spoiler del techo extiende hacia atrás la fluida línea del techo.

Una línea de hombros personal y una reinterpretación de la forma “L”

Los elementos más llamativos en la parte posterior son su sección inferior, ancha y atlética, y el efecto que hace al afinarse hacia arriba. Esto crea una llamativa línea de hombros, que acentúa la anchura del coche y le da una imagen asentada sobre la carretera. Todo ello queda destacado por los elementos luminosos traseros, amplios y en dos sectores, cuyo diseño esbelto y sutil crea una imagen muy moderna.

Los pilotos traseros full-LED, disponibles como opción, son una interpretación completamente nueva de la familiar forma de “L”, con un elemento luminoso único y esbelto que describe una curva hacia arriba. Alrededor de ese elemento, ocultos bajo una cubierta transparente roja, están los intermitentes, las luces de freno, los pilotos, las luces de marcha atrás y el antiniebla trasero. La versión básica de las luces traseras adopta una imagen similar con bombillas incandescentes. Unas superficies con un contorno llamativo y unas características salidas de escape cromadas con un diámetro de 90 mm (100 mm y corte en ángulo en el BMW M135i xDrive) completan el deportivo aspecto de la parte trasera.

Nuevas llantas de aleación de hasta 19 pulgadas

El nuevo BMW Serie 1 está disponible con una amplia gama de nuevas llantas de aleación que incluye, por primera vez, la opción de 19 pulgadas de diámetro. En la versión base son acero o aleación ligera con 16 pulgadas. Las  versiones Luxury Line, Sport Line y M Sport, por su parte, están equipadas de serie con llantas de aleación de 17”.  El BMW M135i xDrive se entrega de fábrica con unas llantas específicas de aleación ligera con acabado pulido y 18”. Unas llantas de nuevo diseño de aleación ligera y 19” están disponibles opcionalmente para esa versión y para el M Sport.

Una realzada sensación de espacio con el nuevo techo panorámico

El interior del nuevo BMW Serie 1 combina un espacio mucho mayor con una realzada sensación de amplitud, controles rigurosamente orientados al conductor y detalles innovadores, como las líneas retroiluminadas, disponibles por primera vez en un BMW. Con una estructura contemporánea y claramente dispuesta, el interior crea una impresión de dinamismo y calidad, respaldada por el contraste de diferentes efectos y texturas en las superficies tras el volante, en el salpicadero o en las puertas. El conjunto de controles agrupados hace más fácil el manejo y está dotado de prácticos espacios para almacenamiento. El acceso al sistema opcional de infotainment con control por gestos, con el nuevo BMW Operating System 7.0, se realiza desde un conjunto de monitores. De ellos, los dos más grandes tienen una diagonal de hasta 10,25 pulgadas (en el BMW Live Cockpit Professional).

Más espacio para las piernas en las plazas traseras y un maletero mayor

El nuevo BMW Serie 1 ha progresado notablemente en términos de espacio interior. La arquitectura de tracción delantera con motores transversales y un bajo túnel central ofrece a los ocupantes un espacio interior considerablemente mayor que el modelo anterior. Esto afecta, sobre todo, a los ocupantes de las plazas traseras: el acceso es más fácil y hay 33 mm más de espacio para las piernas. El espacio para la cabeza atrás ha aumentado 19 mm cuando está instalado el techo panorámico, una nueva opción en el BMW Serie 1. Los pasajeros de atrás también se benefician de 13 mm más de espacio entre codos, mientras que el conductor y el acompañante disponen de 42 mm más en esa dimensión. El compartimento de equipajes aumenta 20 litros, hasta 380 l (1.200 con el asiento trasero abatido). La anchura mínima del maletero también ha aumentado 67 mm. Un portón de accionamiento eléctrico está disponible por primera vez en el BMW Serie 1.

Un puesto de conducción sistemáticamente orientado al conductor

Ponerse al volante del nuevo BMW Serie 1 es experimentar el carácter de un genuino coche concebido para el conductor. Frente a él está la instrumentación digital, con una diagonal de hasta 10,25 pulgadas, el mismo tamaño del Control Display central. Diseñado para un manejo táctil, está orientado hacia el conductor de la forma característica de BMW y posicionado de forma óptima en su ángulo de visión. Juntos, estos dos monitores del BMW Live Cockpit Professional forman una gran pantalla que el conductor puede configurar según sus preferencias personales. El BMW Head-Up Display en color de 9,2 pulgadas permite al conductor recibir información sin apartar la vista de la carretera. La disposición orientada al conductor está realzada visualmente por líneas trazadas hacia él, y por diferentes superficies y texturas, en el salpicadero y tras el volante. En el lado del conductor hay una superficie Technical Orbis y, en el del pasajero, una semejante de cuero de grano Verona. Ambas están separadas por costuras de contraste diagonales, según el equipamiento especificado.

BMW Live Cockpit con un nuevo diseño

Tanto el BMW Live Cockpit base, como el BMW Live Cockpit Plus, que incluye sistema de navegación y preparación para Apple Car Play, tienen dos clásicos diales analógicos y una pantalla de 5,1 pulgadas con formato vertical 4:3, que muestra información sobre la velocidad del coche, el estado de los sistemas de asistencia al conductor y las indicaciones del navegador.

El BMW Live Cockpit Professional digital tiene un diseño completamente nuevo, cuya forma y estructura son una referencia a la rediseñada parrilla de BMW. El tacómetro sube en sentido antihorario y, como el velocímetro, tiene un diseño nuevo. El espacio en el centro de la pantalla muestra las indicaciones del navegador, la localización actual del vehículo y la información relevante sobre el entorno para el resto del viaje. El conductor puede configurar, según sus preferencias, los monitores que muestran las listas del sistema de entretenimiento, de emisoras, la navegación, los mapas de orientación y el nuevo ordenador de viaje. Ahora hay un margen mayor para personalizar el contenido del Control Display central, optimizado para un manejo táctil, pero que también se puede solicitar con el control opcional por gestos. Donde previamente había tres paneles dispuestos como fichas, ahora es posible configurar dos paneles con cuatro fichas por página, el número de páginas ya no se limita a dos. Los paneles en el nivel superior del monitor muestran datos en tiempo real, para que la información más importante se pueda obtener de un vistazo.

Además de determinar el color y el contenido del BMW Live Cockpit Professional, el modo seleccionado de Driving Experience ahora reproduce el estilo del Control Display, lo que crea una apariencia coherente. Entre los detalles favorecidos por este cambio está el Welcome Scenario personalizado, con el que el BMW Live Cockpit Professional da la bienvenida al conductor del BMW Serie 1. Esta función ahora ofrece el color y la línea de equipamiento reales del coche. Lo mismo ocurre con el coche que aparece en el menú “Car”, cuando se solicitan informaciones como el consumo o el nivel de combustible.

Conjunto agrupado de controles

El agrupamiento de los conjuntos de controles en unidades funcionales es uno de los elementos característicos del nuevo diseño interior de BMW. Los controles intuitivos para la calefacción, el aire acondicionado y las nuevas salidas de aire hexagonales están agrupados en el centro de la consola, bajo el Control Display. Con el botón Start/Stop situado en la sección inferior de la consola central, junto al mando del cambio, todos los controles que afectan a las funciones de conducción están agrupadas en una misma área. A la derecha está situado el iDrive Controller (o el iDrive Touch Controller si se ha solicitado el BMW Live Cockpit Plus o uno superior), que sirve para controlar el sistema de infotainment. Frente a la palanca de cambios hay una práctica zona de almacenamiento que se puede solicitar con la opción de Wireless Charging para smartphones.

Nuevas molduras retroiluminadas

El BMW Serie 1 proyecta una nueva luz en las molduras en forma de tiras en el salpicadero y las puertas, acabadas de serie en Plata Quartz Silver mate y Cromo efecto Perla. Como opción, los clientes pueden elegir otros tres diseños con una superficie de alta calidad, uno de ellos específico para la versión M Sport y para el BMW M135i xDrive. Con sus atractivas propiedades translúcidas, crean un ambiente exclusivo y atrayente. El conductor puede elegir entre seis diferentes colores. Las tiras mantienen su apariencia normal de día y cuando llega la oscuridad se convierten en elementos decorativos luminosos que crean el efecto de delimitar el espacio. Además de elegir los colores, el conductor también puede ajustar el brillo de esta luz ambiental. La iluminación se activa cuando se desbloquean las cerraduras o cuando se selecciona el estado “Living”. El color y el nivel de brillo seleccionados se memorizan en la llave personalizada.

Amplia gama de asientos y tapicerías

Tres variantes de asientos y una amplia gama de tapicerías, de tejido o cuero,  están disponibles para el BMW Serie 1. Según el equipamiento, los asientos están tapizados con tejido Grid color Anthracite; la tapicería Cloth/Sensatec en Anthracite con contrastes grises está disponible como opción, así como el cuero perforado Dakota en Black o Magma Red. Todas estas variantes también se pueden combinar con los asientos sport opcionales.

La versión Sport Line incluye asientos sport con tapicería Cloth/Sensatec y contrastes grises de serie y de color naranja, opcionalmente. El volante sport en las versiones Sport Line (también en la versión Luxury Line) tiene una inserción decorativa con aspecto de aluminio. En esta versión, los asientos de serie o los sport opcionales están tapizados con cuero Dakota. La versión M Sport y el BMW M135i xDrive, de serie, tienen el volante M Sport y los asientos sport Trigon/Sensatec en Black. Esta variante de tapicería está realzada con el bordado especial BMW M y costuras de contraste azules. Para los asientos sport, el cuero Dakota está disponible en Black, en Black con contrastes azules y en Magma Red con contrastes grises. Y los clientes del BMW Serie 1 ahora pueden solicitar la versión M Sport y el BMW M135i xDrive con asientos M Sport, dotados de un reposacabezas integrado y una banqueta de longitud ajustable. También están disponibles con tapicería en tejido Trigon y Alcantara, así como cuero Dakota en Black o Magma Red.

De práctico a deportivo pasando por lujoso, el nuevo BMW Serie 1 brinda a los clientes una amplia gama de opciones de personalización. Además del modelo base Advantage, este automóvil premium compacto se puede encargar con otras tres líneas de equipamiento. La versión Luxury Line enfatiza el confort y la apariencia sofisticada del nuevo BMW Serie 1, mientras que el Sport Line y el M Sport suponen subir varios peldaños hacia el dinamismo que culmina en el BMW M135i xDrive.

A continuación, panorámica de las líneas de equipamiento disponibles:

Versión Advantage.

La versión base del BMW Serie 1 ya constituye una propuesta convincente con su poderosa forma atlética. La parrilla con los riñones de BMW tiene un marco en High-gloss Chrome y láminas con un acabado High-gloss Black. Las tomas de aire delanteras y las ventanillas disponen de marcos Black mate que crean un contraste deportivo. Las cubiertas de los retrovisores exteriores y el faldón trasero están pintados del color de la carrocería.

Versión Sport Line.

Las molduras Black en el faldón delantero de la versión Sport Line producen un efecto que amplía visualmente las entradas de aire que, como las láminas de la parrilla BMW y los retrovisores exteriores, están acabadas en High-gloss Black. Esto acentúa la anchura del coche. El marco de la parrilla es de cromo brillante, mientras que los contornos de las ventanillas presentan molduras brillantes Shadow Line de BMW Individual. El faldón trasero está acabado en negro.

Versión M Sport.

La versión M Sport hace que el BMW Serie 1 de otro paso estilístico para acercarse al tope de gama, el BMW M135i xDrive. Entre sus rasgos particularmente llamativos están el faldón delantero especial con unas entradas de aire esculpidas y molduras High-gloss Black, junto con el faldón trasero BMW M también en High-gloss Black. Incorpora aberturas a través de las que se canaliza el aire desde los pasos de rueda. Como en la versión Luxury Line, las láminas en la parrilla BMW tiene un acabado satinado Aluminium y retrovisores pintados en el color de la carrocería. El contorno de las ventanillas tiene una moldura brillante Shadow Line de BMW Individual.

BMW M135i xDrive.

El BMW M135i xDrive deja patente su condición de versión más deportiva de la gama, con una imagen exclusiva y colores de contraste Cerium Grey. Es la única versión en la que la parrilla con los riñones de BMW tiene un distintivo diseño de malla. Su marco y sus elementos tridimensionales vienen en Cerium Grey, al igual que las entradas de aire características de esta versión, las cubiertas de los retrovisores y las salidas de escape de 100 mm con corte en ángulo, que reproducen el contorno del faldón. Como en el BMW M el faldón trasero y los otros elementos de los retrovisores exteriores tienen un acabado High-gloss Black. Al igual que en el M Sport, el contorno de las ventanillas adopta el Shadow Line brillante de BMW Individual, mientras que el M135i xDrive también se distingue por un spoiler trasero en el color de la carrocería BMW M, más largo que el estándar y con una pequeña elevación para mejorar la aerodinámica.

BMW ha hecho un cambio radical en la tecnología de la tercera generación BMW Serie 1: el nuevo premium compacto de cinco puertas ahora posee la sofisticada arquitectura de tracción delantera de BMW. Como resultado, se convierte en la referencia en dinámica de conducción para este segmento y es mucho más espacioso. Después de años en desarrollo, el nuevo BMW Serie 1 ha emergido como un genuino BMW con un carácter propio, gracias a la experiencia acumulada por el Grupo BMW con sus modelos de tracción delantera y la transferencia de tecnología de BMW i a la marca central BMW.

Un despliegue de componentes que trabajan en perfecta armonía

El nuevo BMW Serie 1 es más ágil que su predecesor, tanto en la nueva variante de tracción delantera como con el sistema de tracción total inteligente BMW xDrive. Esto es posible por la perfecta interacción entre una vanguardista ingeniería de chasis, tecnologías innovadoras, y la integración de todos sus componentes y los sistemas de control que afectan a la dinámica de marcha. La respuesta rápida y precisa del BMW Serie 1 es claramente perceptible y eleva a nuevos niveles la experiencia de conducción.

Transferencia de tecnología del BMW i3

Un elemento crucial para la excepcional agilidad del nuevo BMW Serie 1 es el actuador contiguo para limitación del deslizamiento de la rueda (actuator contiguous wheel slip limitation ARB), una tecnología tomada del BMW i3s (consumo combinado de energía eléctrica: 14,6 – 14 kWh/100 km, emisiones combinadas de CO2: 0 g/km**) y que ahora se aplica a un modelo con motor de combustión. Este sistema mejora significativamente la tracción al acelerar, en curva o al circular sobre mojado, porque permite un control del deslizamiento en la rueda mucho más sensible y rápido que antes. Como dispositivo de serie en el BMW Serie 1, la tecnología ARB utiliza un controlador de deslizamiento situado directamente en la unidad de control del motor, en lugar de en la unidad de control del control dinámico de estabilidad DSC (Dynamic Stability Control). Al eliminar una ruta de señal larga, la información se transmite tres veces más deprisa; y el conductor percibe que el control del deslizamiento se lleva a cabo hasta diez veces más rápidamente. El ARB trabaja conjuntamente con el sistema DSC para reducir significativamente el subviraje producido por una pérdida de tracción, un inconveniente característico de los coches de tracción delantera, sin necesidad de correcciones para estabilizar la dinámica lateral. Además, reducir el deslizamiento mejora el tacto de la dirección, lo que aumenta la sensación de agilidad.

BMW Performance Control de serie

El ARB está coordinado con el BMW Performance Control (distribución del momento de guiñada). Esta función, de serie en el BMW Serie 1, mejora la agilidad mediante la aplicación inteligente de los frenos de las ruedas interiores en la curva, antes de llegar al umbral de deslizamiento. Esto evita el subviraje inicial y produce unas reacciones neutras. El conductor tiene la opción de desactivar el sistema DSC, si quiere tener pleno control de la capacidad deportiva del coche. En ese caso, la función de control electrónico de bloqueo del diferencial EDLC (Electronic Differential Lock Control), mediante intervenciones de los frenos, simula el efecto de un sistema mecánico en el diferencial para limitar el deslizamiento. Al frenar una rueda delantera descargada se evita su deslizamiento, lo que permite acelerar más a la salida de las curvas.

Alternativamente, el conductor puede utilizar el control dinámico de tracción Dynamic Traction Control (DTC), una función del DSC para optimizar la propulsión que permite un mayor grado de deslizamiento en las ruedas motrices para aprovechar la potencia de impulso. Se limita la intervención destinada a estabilizar la trayectoria con objeto de obtener unas reacciones más deportivas. De esta forma, el conductor controla el BMW Serie 1 sin ninguna asistencia hasta que se alcanza cierto límite y, por lo tanto, puede disfrutar de un margen mayor para aprovechar la dinámica lateral del coche a bajas velocidades.

Dos versiones con la tracción total inteligente BMW xDrive

El ARB y el BMW Performance Control también están disponibles en el BMW 120d xDrive (consumo combinado de combustible: 4,7 – 4,5 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 124 – 117 g/km*) y el BMW M135i xDrive, ambos equipados de serie con la tracción total inteligente BMW xDrive. La lógica de control del sistema BMW xDrive varía la distribución de empuje entre el eje delantero y el trasero de forma automática y dinámica, en respuesta a la posición del pedal del acelerador, el par motor, la velocidad y el ángulo de dirección. Puede dividir el impulso a partes iguales, 50:50, si fuera necesario y está diseñado para asegurar unas reacciones predecibles en todas las condiciones de circulación. Esto es así incluso cuando se selecciona el modo Sport del Driving Experience Control, cuando se ha seleccionado el DTC o cuando se ha desactivado el DSC. En los modos Comfort o Eco Pro, la división de la fuerza entre los ejes se mantiene, pero orientada a conseguir el consumo de combustible más bajo posible. De esa forma mejora la economía de consumo sin un efecto perceptible en la dinámica o la capacidad de tracción.

Además de la tracción total de serie, el deportivo tope de gama BMW M135i xDrive está provisto de un diferencial mecánico Torsen de nuevo desarrollo, con reparto de par variable, que le confiere un carácter aún más deportivo al intervenir en la distribución de par entre las ruedas delanteras.

Este diferencial está integrado en la caja de cambios de ocho velocidades Steptronic Sport, de serie en el BMW M135i xDrive, y también tiene la función Launch Control, que aplica un par máximo de 450 Nm en primera y segunda velocidad.

Aumento de la rigidez del chasis

Un uso inteligente del aluminio, por ejemplo en el capó y en el portón trasero, combinado con acero de alta resistencia, ha hecho posible que BMW ahorre hasta 30 kg de peso en el nuevo BMW Serie 1, comparado con su predecesor; a la vez que ha incrementado aún más la rigidez torsional y de flexión del chasis. Reforzar elementos como la columna con forma de bumerán en la parte posterior del vehículo ha contribuido a este proceso.

Una dosis extra de deportividad para el BMW M135i xDrive

El impacto positivo en la dinámica de la rigidez torsional del chasis es aún más elevado en el ultra deportivo tope de gama BMW M135i xDrive. Además de las barras entre torretas instaladas en todas las versiones, se beneficia de refuerzos adicionales en su parte anterior y en el área del túnel, además de una barra estabilizadora con mayor precarga, que proporciona un soporte excelente para el chasis y una marcha suave. Todo esto se combina con la suspensión Sport de serie, y la dirección M Sport de relación más directa y una respuesta aún más rápida. Su asistencia, que varía en función de la velocidad del coche y su aceleración lateral, reduce el esfuerzo necesario, al tiempo que incrementa la agilidad en carreteras de curvas. El equilibrio de la estabilidad a altas velocidades está asegurado por una sofisticada aerodinámica que reduce la elevación. Por otra parte, los frenos M Sport ofrecen una excelente resistencia al calentamiento y una elevada reserva de potencia de frenada en todo momento. La dirección M Sport y los frenos M Sport están disponibles como opción en las otras versiones del BMW Serie 1.

Tres opciones de suspensión

Junto a la suspensión estándar, ya con una orientación dinámica y específicamente ajustada a las diferentes variantes de motor; y la suspensión M Sport, con una reducción en la altura de 10 mm; el nuevo BMW Serie 1 también se puede solicitar opcionalmente la suspensión Adaptive, con amortiguación variable VDC (Variable Damper Control). Este dispositivo permite que el conductor elija entre dos respuestas diferentes de los amortiguadores. Con  el selector del Driving Experience Control se puede programar el modo Comfort, que aumenta el confort sobre superficies irregulares, o el modo Sport para una respuesta muy deportiva. El montaje de la barra estabilizadora de precarga alta está incluido con las dos suspensiones opcionales, Adaptive y M Sport. Todos las versiones del BMW Serie 1, desde la versión base, tienen un eje trasero multibrazo.

El nuevo BMW Serie 1 está propulsado por motores de tres o cuatro cilindros de última generación, pertenecientes a la familia BMW EfficientDynamics. En el lanzamiento, el nuevo modelo tendrá una gama de tres motores diésel y dos de gasolina. Se ha implementado un conjunto de medidas individuales para mejorar la eficiencia de los motores, que ha dado como resultado una mayor economía de consumo -también en condiciones reales de circulación- y menores emisiones de escape. Asimismo, se ha mejorado su respuesta, en algunos casos, con un incremento de potencia. En la parte superior de la gama está la unidad de potencia de nuevo desarrollo del BMW M135i xDrive, el motor de cuatro cilindros más potente del Grupo BMW.

Numerosos detalles que mejoran los motores de gasolina

El BMW 118i (consumo combinado de combustible: 5,7 – 5,0 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 129 – 114 g/km*) es la versión de entrada en la actualizada oferta de motores de gasolina. Un proceso conocido como “bruñido de forma” (form honing) para mecanizar el recubrimiento interno de los cilindros en el bloque de aluminio reduce las pérdidas por rozamiento del pistón. Otras mejoras son el dispositivo que abre y cierra el circuito de lubricante (esto hace posible un funcionamiento variable en la refrigeración de los pistones) y la cadena de distribución de una pieza. La nueva correa para el alternador, la bomba de agua, el amortiguador de torsión y el compresor del aire acondicionado tienen una forma en “L”. El colector de escape está integrado en la culata de aluminio, lo que minimiza el peso y optimiza el flujo. La carcasa de la turbina del turbocompresor también está hecha de aluminio y tiene una unión de brida con el conjunto colector-culata. El flujo dinámico de recirculación de gas de escape asegura un alto grado de eficiencia.

Tanto la bomba de combustible como el sistema de conductos han sido revisados para inyectar la gasolina a una presión más alta. El control térmico está optimizado mediante una nueva bomba de refrigerante con salidas separadas para la culata y el bloque. Este método de refrigeración dividida utiliza una válvula con la que se puede suministrar refrigerante solo a la culata, si el motor está aún frío y funciona con carga parcial. Así, el motor alcanza antes su temperatura de funcionamiento, lo que mejora el consumo de combustible y la emisión de gases en carga parcial. El cigüeñal rediseñado ahora pesa 1,1 kg menos que en el motor anterior. Los motores de gasolina cumplen la estricta normativa de emisiones Euro 6d-TEMP gracias a sus filtros de partículas de gasolina.

En el motor de tres cilindros y 1,5 I que impulsa al BMW 118i se utiliza la misma combinación de medidas para reducir la emisión de CO2 en 29 g/km, y al mismo tiempo se aumenta de la potencia 3 kW (4 CV), hasta 103 kW (140 CV) entre 4.600 y 6.500 rpm. Este motor, 5 kg más ligero que el que reemplaza, alcanza 220 Nm desde 1.480 rpm hasta 4.200 rpm. Una función de overboost proporciona brevemente 10 Nm extra si está seleccionada la cuarta velocidad o una superior. El BMW 118i acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 s y alcanza 213 km/h. Su consumo combinado de combustible es 5,7 – 5,0 l/100 km con una emisión de CO2 de 129 – 114 g/km.

El cuatro cilindros más potente del Grupo BMW en el tope de gama

De los distintos motores disponibles para el nuevo BMW Serie 1, destaca el cuatro cilindros de nuevo desarrollo del BMW M135i xDrive. Es el motor de cuatro cilindros más potente del Grupo BMW: con 2,0 l de cilindrada llega a 225 kW (306 CV) entre 5.000 y 6.250 rpm, gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo. Alcanza su par máximo constante de 450 Nm entre 1.750 rpm y 4.500 rpm. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 s (4,7 con el paquete M Performance, disponible desde noviembre de 2019) y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. A pesar de estas prestaciones impresionantes, el BMW M135i xDrive gasta solo 7,1 – 6,8 l/100 km en el ciclo combinado y emite solo 162 – 155 g/km de CO2.

Un cigüeñal reforzado con un soporte principal de mayor diámetro, nuevos pistones, distinta relación de compresión y una bielas modificadas sin casquillos proporcionan la base necesaria para el formidable despliegue de potencia del BMW M135i xDrive. Un turbocompresor de mayor tamaño integrado en el colector de escape, con una válvula de descarga integral, incrementa la potencia y es termodinámicamente eficiente con temperaturas de escape de hasta 1.025º C. Los inyectores están modificados para incrementar su volumen de flujo. La refrigeración se ha mejorado con un radiador de aceite independiente para la caja de cambios, separado del circuito de refrigeración del motor, un ventilador eléctrico de 850 W, dos radiadores separados en los pasos de rueda y un vaso de expansión mayor, lo que asegura que el BMW M135i xDrive es capaz de proporcionar toda su capacidad incluso en las condiciones más exigentes. El nuevo sistema de escape doble con una contrapresión mínima es inmediatamente reconocible por sus dos específicas salidas de 100 mm de diámetro y corte en ángulo. El sistema de serie Active Sound Design (ASD) amplifica el sonido real del motor y lo modula para que el conductor lo aprecie en toda su dimensión, pero sin incrementar el nivel de ruido exterior.

Trío de frugales motores diésel con control de emisiones SCR

Tres motores diésel estarán disponibles desde el inicio para el nuevo BMW Serie 1, todos ellos con filtro diésel de partículas, catalizador de absorción de NOx y tecnología SCR (reducción catalítica selectiva). Importantes actualizaciones en el turbocompresor y sistema de inyección directa Common Rail han aportado una reducción en torno al cinco por ciento del consumo de combustible y de las emisiones de CO2, además de disminuir otras emisiones contaminantes. El BMW 116d (consumo combinado de combustible: 4,2 – 3,8 l/100 km; nivel de emisiones combinado de CO2: 110 – 100 g/km) está impulsado por un motor de tres cilindros y 1,5 l que cumple la estricta norma de emisiones Euro 6d. El BMW 118d (consumo combinado de combustible: 4,4 – 4,1 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 116 – 108 g/km) y el BMW 120d xDrive tienen cuatro cilindros, 2,0 l de cilindrada y responden a la norma de emisiones Euro 6d-TEMP.

Los motores de cuatro cilindros disponen de sobrealimentación en dos etapas con dos turbocompresores de tamaño desigual, produciendo una respuesta aún más viva y una superior eficiencia. El sistema de turboalimentación comprende una etapa de baja presión con turbina de geometría variable, y una etapa de alta presión completamente integrada en el colector de escape. Para acentuar la capacidad de respuesta, ambos turbocompresores están equipados con la última tecnología en cojinetes de deslizamiento. A bajas presiones, el sistema está controlado por las aletas variables eléctricamente del turbocompresor; a alta presión, por la válvula de descarga y un bypass del compresor de las etapas de alta presión, ambos, operados neumáticamente. De esta forma las cámaras de combustión reciben la cantidad precisa de aire comprimido, en función de la situación de conducción y de la carga.

El rediseñado sistema de recirculación de los gases de escape (de una etapa para los motores de cuatro cilindros y dos etapas para los motores de tres cilindros) asegura una reducción particularmente efectiva de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx). Y un refinado sistema de sensores para los inyectores posibilita una dosificación del combustible aún más precisa. La presión máxima de inyección se ha elevado a 2.200 bares en los motores tricilíndricos y a 2.500 en los de cuatro cilindros. El sistema SCR reduce efectivamente los niveles de óxido de nitrógeno de los gases de escape, inyectando una solución de urea (AdBlue). El depósito de AdBlue puede rellenarse en las estaciones de servicio con un surtidor específico.

El BMW 116d produce 85 kW (116 CV) a 4.000 rpm y ofrece su par máximo de 270 Nm entre 1.750 y 2.250 rpm. Su velocidad máxima llega a  200 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 s (10,1 s con el cambio de doble embrague Steptronic de 7 velocidades). El consumo combinado de combustible queda en 4,2 – 3,8 l/100 km, lo que equivale a una emisión de CO2 de 110 – 100 g/km.

El BMW 118d genera 110 kW (150 CV), también a 4.000 rpm, mientras que el par máximo de 350 Nm está disponible entre 1.750 y 2.500 rpm. Consume 4,4  – 4,1 l/100 km como promedio y emite 116 – 108 g/km de CO2. El BMW 118d realiza el sprint de 0 a 100 km/h en 8,5 s (8,4 s con el cambio Steptronic de 8 velocidades) y alcanza una velocidad máxima de 218 km/h (216 con Steptronic).

El BMW 120 xDrive lleva de serie el sistema tracción integral BMW xDrive, así como el cambio automático Steptronic de 8 velocidades. Su motor de cuatro cilindros produce 140 kW (190 CV) a 4.000 rpm y pone su par máximo de 400 Nm a disposición del conductor entre 1.750 y 2.500 rpm. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,0 s, hasta una velocidad máxima de 230 km/h. Ofrece un consumo combinado de combustible de 4,7 – 4,5 l/100 km y una emisión de CO2 de 124 – 117 g/km.

Primer despliegue de tres distintas tecnologías de transmisión

Con la llegada del nuevo BMW Serie 1, por primera vez se utilizan en esta familia tres diferentes tecnologías de transmisión.

En los BMW 116d, BMW 118d y BMW 118i, la potencia del motor se canaliza con el mejorado cambio manual seis marchas que equipan de serie. Nuevo en la Serie 1 es el refinado cambio de doble embrague Steptronic de 7 velocidades, opcional en los BMW 116d y BMW 118i. Este cambio transfiere la fuerza a las ruedas a través de dos sub-cajas (cada una con su propio embrague); cuando hay una marcha seleccionada, una de las cuales está permanentemente conectada y la otra desconectada. Esto permite cambiar de marcha en fracciones de segundo sin interrumpir el flujo de potencia, bien sea automáticamente o con las levas del volante. La larga séptima marcha mantiene bajo el régimen del motor, lo que reduce el consumo de combustible en carretera o autopista. Esta caja también permite que el coche avance por inercia en punto muerto en ciertas situaciones. Su aceite especial de baja viscosidad también ayuda a reducir el consumo y la emisión de CO2.

También se ha mejorado el confort en los cambios de marcha y las propiedades acústicas, tanto del cambio automático Steptronic de 8 velocidades que equipa opcionalmente el BMW 118d (de serie en el BMW 120d xDrive), como del Steptronic Sport de 8 velocidades del BMW M135i xDrive. Los rápidos cambios de relación en modo automático aseguran que el coche avance en la relación más larga posible incluso rodando a bajas velocidades. Y el conductor también puede cambiar manualmente de marcha con las levas del volante.

La conectividad inteligente aumenta la eficiencia

La conectividad inteligente posibilita a las dos transmisiones automáticas adaptar su estrategia de cambio según la ruta planeada y la situación de circulación. Si el BMW Serie 1 está equipado con un sistema de navegación y con el Active Cruise Control con Proactive Driving Assistant, los dos tipos de transmisión tendrán en cuenta los datos de esos sistemas para evitar maniobras innecesarias de cambio en una rápida sucesión de curvas. Al acercarse a un vehículo que rueda por delante, también reducirán antes de marcha aprovechar el freno motor.

Las funciones de avance por inercia y Auto Start Stop también actúan a partir de los datos suministrados por el sistema de navegación, la cámara delantera y los sensores de los sistemas opcionales de ayuda a la conducción. La función de avance por inercia está disponible cuando el Driving Experience Control está en los modos COMFORT o ECO Pro, desactivando el motor sólo en situaciones en las que la prestación y el confort no queden comprometidos. Si el conductor levanta bruscamente el pie del acelerador, el motor permanece conectado para que el freno motor contribuya a la deceleración. Por la misma razón, se evita la desconexión del motor cuando se aproxima a un cruce o a un vehículo al frente. Igualmente se evita un ineficiente apagado de motor de la función Auto Start Stop al detenerse muy brevemente en cruces o rotondas. Además, el registra movimiento de otros vehículos que circulan por delante para determinar el momento ideal de apagar y arrancar el motor.

El nuevo BMW Serie 1 de tercera generación se beneficia de una serie de nuevos e innovadores sistemas de ayuda a la conducción, que por primera vez llegan al BMW compacto procedentes de segmentos superiores. Dichos sistemas ayudan al conductor tanto en la tarea de conducir, por ejemplo en situaciones complicadas o en condiciones de conducción monótona como atascos o tráfico intenso, como a la hora de aparcar. Dependiendo del sistema, se emplean para monitorizar el entorno del vehículo las imágenes de cámara, y los datos recogidos por el radar o los sensores ultrasónicos. Y, con esa información, bien alerta al conductor del peligro o bien minimiza el riesgo de accidente por medio de actuaciones correctivas en los frenos y la dirección.

El Cruise Control opcional con función de frenado facilita los desplazamientos largos, acelerando o decelerando automáticamente para mantener la velocidad que ha establecido el conductor. El sistema Active Cruise Control con función Stop & Go va un paso más allá: no sólo mantiene la velocidad de crucero elegida, también guarda automáticamente una distancia segura respecto a los vehículos precedentes. La velocidad de crucero puede establecerse manualmente, o bien importarse a partir del sistema de reconocimiento de señales de tráfico. El sistema es operativo a velocidades de hasta 160 km/h, y puede frenar hasta la detención, si fuera necesario, en modelos equipados con cambio automático. También puede reanudar el avance, bien por sí mismo, o a requerimiento del conductor, dependiendo de cuánto tiempo ha estado detenido. En modelos con cambio manual, el sistema funciona a velocidades de entre 30 y 160 km/h.

El equipamiento de serie en Europa incluye aviso de colisión y de peatones, con función de frenada urbana, que también alerta al conductor de la presencia de ciclistas. Dependiendo de la situación, el sistema puede detener del todo al BMW Serie 1, evitando una colisión o mitigando sus consecuencias. También es equipo de serie el sistema Lane Departure Warning con retorno activo al carril, que funciona entre 70 y 210 km/h. El Driving Assistant opcional incluye además el sistema Lane Change Warning, que induce al conductor a llevar de nuevo el coche a la trayectoria correcta entre 20 y 250 km/h, por medio de una advertencia visual y, si es necesario, un impulso en el volante. Las otras funciones del Driving Assistant incluyen el Proactive Driving Assistant, el aviso de colisión trasera y aviso de tráfico transversal posterior, que reduce el riesgo de colisión cuando se accede en marcha atrás a vías con visión obstruida para el conductor.

El BMW Head-Up Display debuta en el BMW Serie 1

El BMW Serie 1 se ofrece ahora con la opción del BMW Head-Up Display. Este sistema proyecta información relevante en un área del parabrisas que mide 9,2 pulgadas, donde los gráficos en color aparecen en el campo visual del conductor y la información puede ser asimilada sin que el conductor tenga que apartar la vista de la carretera. La información mostrada por el BMW Head-Up Display incluye la velocidad del coche, límites de velocidad y prohibiciones de adelantamiento, indicaciones de estado, advertencias de los sistemas de asistencia, guía del trayecto e instrucciones de giro. Si el coche equipa el sistema Active Cruise Control, la advertencia de distancia aparece solo en el Head-Up Display. Un icono alerta al conductor cuando se acerca al vehículo precedente más de la distancia mínima establecida.

Parking Assistant con innovadora asistencia de marcha atrás

También está disponible, opcionalmente, una completa asistencia para aparcar y maniobrar en el BMW Serie 1. El Park Distance Control (PDC) opcional, con sensores delante y detrás, emite señales visuales y sonoras para prevenir colisiones con obstáculos situados a los lados o en la parte trasera del vehículo. También está en la lista de opciones la cámara de visión trasera. El Parking Assistant opcional va aún más allá, ofreciendo aparcamiento asistido automático en línea o en batería. El sistema se ocupa de accionar la dirección, acelerar y frenar, y también –en el caso de modelos con cambio automático- de seleccionar la marcha apropiada. En modelos manuales, es el conductor quien controla el sentido de desplazamiento. El Parking Assistant también puede maniobrar automáticamente para salir de un aparcamiento en línea.

El nuevo BMW Serie 1 también marca grandes progresos en conectividad. Dispone, opcionalmente, de dos dispositivos inteligentes que previamente sólo se han visto en modelos BMW más altos, y que por primera vez harán más sencilla la conducción cotidiana también a los clientes del modelo compacto: la BMW Digital Key y el BMW Intelligent Personal Assistant.

Convertir el smartphone en la llave del coche

El smartphone se está convirtiendo en un dispositivo cada vez más indispensable en el mundo actual, como elemento de comunicación y entretenimiento, e incluso como método digital de pago accesible en todo momento. Ahora, el smartphone también es capaz de reemplazar a la llave convencional para los usuarios del BMW Serie 1. Si se dispone de la opción Comfort Access, la BMW Digital Key permite que el coche sea cerrado o abierto desde un Smartphone, empleando tecnología NFC (Near Field Communications, comunicación de campo cercano). Acercar el smartphone a la manilla de puerta permite abrir el coche, aun cuando la batería del móvil esté descargada. El motor puede arrancarse en cuanto el móvil esté en la bandeja smartphone, que también permite recargarlo de forma inalámbrica. Accesible a través de BMW Connected una vez que la identidad del dueño ha sido comprobada, la Digital Key ofrece incomparable flexibilidad, pues el conductor puede compartirla con hasta otras cinco personas. La BMW Digital Key está disponible para móviles Samsung Galaxy dotados de tecnología NFC y con sistema operativo Android 8.0 y superiores. Alternativamente, puede usarse la BMW Key Card. Esta refinada opción también se basa en tecnología NFC, y por tanto ofrece la misma funcionalidad que un smartphone dotado de ella. Esto lo hace apropiada para visitas al taller o servicios de aparcacoches en un hotel o restaurante.

BMW Intelligent Personal Assistant: experto y compañero de conversación

El BMW Intelligent Personal Assistant, visto por primera vez en el BMW Serie 3 berlina, también forma parte del concepto de control en el nuevo BMW Serie 1. El corto saludo “Hola BMW” permite a los conductores activar su coche, acceder a sus funciones y obtener información simplemente hablando. Y la serie de funciones y habilidades disponibles aumenta constantemente, como parte de las actualizaciones regulares, que pueden realizarse a distancia con un smartphone o bien a bordo, con el Remote Software Upgrade.

El BMW Intelligent Personal Assistant es un personaje digital con su propia personalidad, que puede aprender rutinas y hábitos para aplicarlos en el contexto apropiado u ofrecer conversación informal. Ayuda al conductor, aprende sus preferencias y se familiariza con sus ajustes preferidos; por ejemplo, la calefacción del asiento o los lugares a donde se dirige frecuentemente usando el navegador (“Llévame a casa”). Diciendo “Hola BMW, tengo frío” hará que ajuste la temperatura interior del coche en consonancia. Un rasgo único respecto a otros asistentes digitales es que el conductor puede darle un nombre propio (“Hola, Charlie”).

El BMW Intelligent Personal Assistant es, sobre todo, un auténtico experto en BMW. Conoce casi todas las funciones del vehículo, y puede activarlas según se precise, o incluso explicarlas con claridad (“¿Cómo funciona el High Beam Assistant?”). El asistente puede proporcionar información sobre el estado actual del coche (“¿Está bien el nivel de aceite?”) y ayudar a responder preguntas (“¿Qué mensajes de aviso tengo?” o “Hola BMW ¿cuánto puedo seguir antes de tener que repostar?”). También puede activar una combinación de ajustes preferidos del conductor para acentuar su bienestar. Por ejemplo, “Hola BMW, estoy cansado” conecta el programa de vitalidad Caring Car que regula la iluminación interior, música y temperatura, entre otras cosas, para que el conductor se sienta más despierto. El BMW Intelligent Personal Assistant también puede efectuar tareas leves de navegación, provee información de atascos en la ruta, busca cafeterías en la zona o encuentra estacionamientos disponibles en el punto de destino.

Sistemas de infotainment y sonido a la última

El BMW Intelligent Personal Assistant también facilita el acceso al tipo de música deseado y busca emisoras de radio apropiadas (“Pon música clásica, por favor”). Para la experiencia de audio están el sistema estándar BMW Stereo, con sus seis altavoces y amplificador de 100 W, o el sistema opcional BMW HiFi con diez altavoces y 205 W. El equipo de sonido envolvente Harman Kardon con 464 W y un total de 16 altavoces también figura en la lista de opciones.

Connected Navigation para una llegada a destino más relajada

Los servicios Connected Navigation permiten tener en cuenta informaciones internas y externas para la planificación de ruta. Los conductores del nuevo BMW Serie 1 podrán enviar destinos directamente al sistema de navegación del coche desde varias aplicaciones. Los destinos más importantes se almacenan en BMW Connected y se sincronizarán con el coche, de forma que se podrá acceder a esas direcciones clave desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.

El Parking Space Assistant constituye una útil ayuda que propone al conductor varias opciones de estacionamiento, con antelación a la llegada a destino. Este servicio incluye información de los aparcamientos más próximos, además de proponer rutas donde haya una buena oportunidad de encontrar un lugar para aparcar cerca del destino. Los servicios existentes On-Street Parking Information y PARK NOW se han incorporado inteligentemente en el proceso. Incluso es posible pagar el aparcamiento de forma automática en algunas ciudades.

Control a través del iDrive Controller, de la voz, de forma táctil o con gestos

El nuevo BMW Serie 1 permite al conductor utilizar varios métodos de control, dependiendo de la situación y de sus preferencias personales. Además de los botones usuales en la consola central y el volante, otros elementos de control son el iDrive Controller –con pantalla táctil a partir del BMW Live Cockpit Plus- y el Control Display de serie, de 8,8 pulgadas y con funcionalidad táctil. BMW Live Cockpit Plus añade también un sistema de navegación y control inteligente de voz con procesamiento vocal online. Finalmente, la opción de BMW Live Cockpit Professional, basado en el nuevo BMW Operating System 7.0, reúne el display plenamente digital y el sistema operativo (incluyendo dos pantallas de 10,25 pulgadas) con un máximo de conectividad y personalización. Entre sus funciones destacadas están un sistema adaptativo de navegación y uno multimedia basado en un disco duro. También existe la opción de control por gestos que incluye siete distintos, dos de los cuales pueden asignarse a funciones elegidas por el conductor. Los gráficos del Control Display también pueden ser personalizados, y están diseñados para suministrar siempre al conductor la información correcta en el momento apropiado.

Galería de imágenes del Nuevo BMW Serie 1 2019