Seleccionar página

Nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé

Nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé

Oct 17, 2019 | Mundo BMW, Últimos Lanzamientos | 0 Comentarios

BMW lleva por primera vez el concepto coupé de cuatro puertas, muy popular en segmentos superiores, a la categoría de compactos premium con el primer BMW Serie 2 Gran Coupé (consumo combinado de combustible: 8,3 – 4,9 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 188 – 129 g/km*). Esta alternativa elegante a la berlina clásica celebra su llegada con frescas dosis de individualidad, atractivo estético y encanto emocional. Todo ello, respaldado por una innovadora tecnología de control, operación y conectividad, una excelente funcionalidad cotidiana y el dinamismo distintivo de BMW. El BMW Serie 2 Gran Coupé con su extrovertido diseño coupé de cuatro puertas saldrá a la venta en todo el mundo y supondrá una atractiva puerta de entrada a la gama de productos de BMW.

El nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé, fabricado en Leipzig, se presentará mundialmente en noviembre de 2019 en el Salón del Automóvil de Los Ángeles. El recién llegado tiene todos los ingredientes para satisfacer el entusiasmo de una clientela urbana que valora el diseño y el placer de conducir distintivo de BMW.

Este modelo representa una atractiva incorporación a su gama, en particular en mercados donde la carrocería berlina goza de una gran popularidad. El lanzamiento al mercado tendrá lugar en marzo de 2020, con precios que en Alemania partirán de los 31.950 € para el BMW 218i (consumo combinado de combustible: 7,0 – 5,9 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 159 – 134 g/km*); 39.900€ para el BMW 220d (consumo combinado de combustible: 5,6 – 4,9 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 146 – 129 g/km*) y 51.900 € para el tope de gama, el BMW M235i xDrive (consumo combinado de combustible: 8,3 – 7,6 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 188 – 172 g/km*).

Al igual que sus hermanos coupé de cuatro puertas de las gamas BMW Serie 6, BMW Serie 4 y BMW Serie 8, el BMW Serie 2 Gran Coupé demuestra un fuerte enfoque en el diseño, con líneas muy emocionales, expresivas y deportivas, ventanillas sin marco y una apariencia muy llamativa. Y combina estos elementos con una gran practicidad en la vida diaria, además de un excelente espacio interior y un gran maletero.

Cómo transmite su aspecto deportivo, el BMW Serie 2 Gran Coupé establece un nuevo punto de referencia dinámico en su categoría. La base de su potencial reside en la avanzada arquitectura de tracción delantera de BMW, que el BMW Serie 2 Gran Coupé comparte con el nuevo BMW Serie 1 (además de una amplia serie de otras innovaciones tecnológicas). Equipado con una tecnología de chasis de vanguardia e innovadores sistemas, por ejemplo en el campo de los sistemas de control, este coupé de cuatro puertas eleva el listón en agilidad y el dinamismo de conducción. De ahí que sea la elección perfecta para clientes jóvenes urbanos, que valoran mucho la deportividad, la conectividad más avanzada y el espacio interior. El BMW M235i xDrive cuenta con tracción total BMW xDrive de serie.

Silueta dinámicamente esculpida con detalles exclusivos

El BMW Serie 2 Gran Coupé transfiere al segmento premium de compactos la elegante estética de la que presumen sus “hermanos” de mayor tamaño. La característica más destacada del nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé es su silueta, dinámicamente esculpida, que al igual que las cuatro puertas sin marco, forman parte de los elementos de diseño clásicos de un coupé. El nuevo modelo Gran Coupé añade detalles exclusivos, como las barras contorneadas y angulares de la parrilla de riñones, una parrilla con diseño de malla para el tope de gama BMW M235i xDrive y el sorprendente diseño completamente nuevo de las ópticas traseras, que se extienden hasta prácticamente el centro de la zaga. Estas dan paso a una franja de color negro brillante que se eleva y rodea el emblema de BMW. La combinación de las luces traseras con este elemento de conexión acentúa el diseño horizontal y la anchura de la parte trasera. El Serie 2 Gran Coupé mide 4.526 milímetros de largo y 1.800 milímetros de ancho, con una altura de tan solo 1.420 milímetros. A pesar de su baja línea de cintura y su apariencia deportiva, los pasajeros cuentan con una gran habitabilidad gracias a los 2.670 milímetros de distancia entre ejes. Además, el maletero de 430 litros puede ampliarse de varias formas. Todo ello aumenta significativamente la practicidad del coche en la vida diaria.

Bajo, amplio, deportivo y con faros LED de serie.

El BMW Serie 2 Gran Coupé tiene una presencia en carretera deportiva, baja y ancha. Su apariencia segura nace del dinámico frontal, con una fresca interpretación de las referencias clásicas de BMW. Los faros ligeramente inclinados -con tecnología LED de serie y una variante adaptativa en opción- conforman un prominente rostro de cuatro ojos, que capta la atención y la enfoca hacia la característica parrilla de riñones de BMW. La parrilla adopta la forma de un elemento de conexión que se extiende hacia los laterales del vehículo. Un matiz de diseño único de este coupé de cuatro puertas del segmento premium compacto son las barras de la parrilla contorneadas. Junto a su atractivo aspecto angular y vertical, le conceden un efecto tridimensional cuando están acabadas en aluminio satinado. El modelo tope de gama –BMW M235i xDrive– se identifica visualmente por el sorprendente diseño de la parrilla, con una pronunciada malla tridimensional en lugar de las clásicas barras. El diseño con forma de malla está inspirado en los coches de competición, aporta más profundidad y aumenta la calidad percibida. Las tomas de aire externas son también más grandes en el BMW M235i xDrive.

Techo en caída y hombros prominentes

Las precisas líneas en los laterales crean un fascinante juego de luces y sombras. Además, enfatizan las ágiles proporciones y la elegancia distintiva de un coupé moderno de BMW. La línea del techo tiene una elegante caída, la forma alargada de las ventanillas reduce el peso visual de la parte trasera, y la línea de los hombros, que se extiende hasta bien llegada a la parte trasera, tiene un efecto que parece alargar la carrocería. Además, un pilar C que se va estrechando aumenta la sensación de deportividad en la zona de los hombros, por encima de los protuberantes pasos de ruedas traseras. Este diseño también destaca la anchura del coche visto desde atrás y le concede una poderosa presencia en la carretera. Al igual que los faros delanteros, las estrechas y esbeltas ópticas traseras cuentan con tecnología LED de serie. Estos grupos ópticos aportan una nueva perspectiva a la clásica forma en «L» de BMW, con un único y fino elemento de iluminación, y un distintivo diseño que se desplaza hacia los laterales. Su aspecto minimalista otorga una elegante modernidad a la parte trasera, que también se refleja en el portón trasero, con una forma muy elaborada y un diseño de cuatro piezas. Los tubos de escape cromados de 90 milímetros de diámetro (el BMW M235i xDrive tiene unas sorprendentes salidas de escape) garantizan una estética deportiva. Todas las variantes del BMW Gran Coupé están equipadas con llantas de aleación ligera, de un diámetro que parte de las 16 pulgadas o 17 pulgadas en el modelo básico, hasta las 18 pulgadas en el modelo M Sport y en el BMW M235i xDrive. Las llantas de aleación ligera pulidas de 19 pulgadas de diámetro están disponibles como opcional al igual que el amplio techo panorámico.

Interior rebosante de deportividad e impresionante habitabilidad

El interior del BMW Serie 2 Gran Coupé combina deportividad con materiales exquisitos y un espacio diseñado tanto para la vida familiar como para viajes largos. Su modernidad está remarcada por detalles como los embellecedores retroiluminados con seis colores diferentes, disponibles como extra o como parte de líneas de equipamiento superiores. El BMW Serie 2 Gran Coupé esconde un amplio espacio interior dentro de su elegante diseño coupé, y da la bienvenida a los pasajeros traseros con una accesibilidad notablemente más cómoda y 33 milímetros más de espacio para las piernas que en el BMW Serie 2 Coupé. Además, la posición de los asientos es 12 milímetros más alta. El maletero tiene una capacidad de 430 litros (40 litros más que el coupé de dos puertas). Puede ampliarse al abatir los respaldos traseros, con distribución 40/20/40, y que pueden extraerse completamente del maletero. El portón trasero se abre automáticamente pulsando un botón o con un simple gesto del pie (si se dispone del Accoso Confort opcional).

Cinco líneas de equipamiento y un modelo tope de gama

El nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé ofrece al cliente una amplia variedad de opciones de personalización en forma de una variante básica y otras cuatro líneas de equipamiento. Por ejemplo, el modelo Luxury Line cuenta con elementos de diseño en aluminio satinado y tapicería de piel Dakota, que ponen el confort y la sofisticación del coche en el punto de mira. Existen también tres niveles de acabado con un enfoque deportivo. El acabado Sport tiene aplicaciones en negro brillante y los marcos de las ventanillas en BMW Individual Highgloss Shadow Line. Los modelos M Sport llevan a sus dueños un paso más cerca del estilo del BMW M235i xDrive, gracias al faldón delantero con tomas de aire específicamente esculpidas y revestimientos en negro brillante, a la parrilla de riñones con barras de aluminio satinado y al faldón trasero BMW M en negro intenso. También comparte con el modelo tope de gama el volante M Sport y los asientos deportivos de serie con tapicería Trigon/Sensatec. Exclusivos elementos de diseño y detalles en gris cerio recalcan el estatus del BMW M235i xDrive como modelo tope de gama. El M235i xDrive también tiene una parrilla con diseño de malla exclusivo, un alerón trasero M de BMW en color negro brillante y un spoiler trasero M en el color de la carrocería en el portón trasero.

Agilidad suprema y destreza dinámica

Como en el nuevo BMW Serie 1, el primer BMW Serie 2 Gran Coupé emplea la sofisticada arquitectura de tracción delantera de BMW. Esta arquitectura es fruto de los años de experiencia por el Grupo BMW con sus modelos de tracción delantera, y también se beneficia de la transferencia de tecnología de BMW i a BMW. El BMW Serie 2 Gran Coupé combina el mejor comportamiento dinámico de su segmento con un interior muy espacioso. Su excepcional agilidad es el resultado de la interacción perfectamente coordinada entre la ingeniería chasis más avanzada, tecnologías innovadoras; y los componentes integrados y sistemas de control que afectan a la dinámica del coche. Las respuestas rápidas y precisas del BMW Serie 2 Gran Coupé son claramente perceptibles y elevan la experiencia de conducción a niveles envidiables. El mérito se debe, en parte, a la transferencia de tecnología de BMW i a BMW. El BMW Serie 2 Gran Coupé equipa de serie la tecnología ARB del BMW i3s (consumo combinado de energía eléctrica: 14,6 – 14 kWh/100 km; emisiones combinadas de CO2: 0 g/km**), con un actuador de limitación del deslizamiento junto a la rueda. Este elemento mejora notablemente la tracción al arrancar, tomar curvas o acelerar en carreteras secas y mojadas, en condiciones de nieve o hielo; y permite controlar el deslizamiento de las ruedas de una forma mucho más precisa y rápida que antes. El control de deslizamiento está ubicado directamente sobre la unidad de control del motor en lugar de en la unidad de control del sistema DSC (Control Dinámico de Estabilidad). Al eliminar la larga ruta de la señal, la información se transmite tres veces más rápido, mientras que el conductor percibe el control del deslizamiento de la rueda hasta diez veces más rápido. El actuador de limitación del deslizamiento junto a la rueda trabaja en estrecha colaboración con el sistema DSC para conseguir una clara reducción del subviraje -una característica típica de los vehículos con tracción delantera- sin la necesidad de acciones correctivas para estabilizar los deslizamientos laterales.

Comportamiento neutral de la dirección con BMW Performance Control

Al ARB asiste el sistema de distribución de la guiñada BMW Performance Control, incluido de serie en el BMW Serie 2 Gran Coupé. Este elemento mejora la agilidad con el uso inteligente de los frenos de las ruedas interiores en curva antes de que se supere el límite de deslizamiento. Esto reprime cualquier subviraje inicial y asegura un comportamiento neutral de la dirección. La tecnología ARB y el BMW Performance Control también están incorporados en el BMW M235i xDrive, cuyo equipamiento de serie incluye no solo el sistema de tracción total, sino también un nuevo diferencial autoblocante mecánico de tipo Torsen, que le proporciona al vehículo una carácter más deportivo al generar un efecto de bloqueo en las ruedas delanteras.

El diferencial está integrado en la transmisión Steptronic Sport de ocho velocidades que incorpora este modelo. La función Launch Control permite entregar el par motor máximo de 450 Nm en la primera y segunda marcha. El ratio más directo y la respuesta de la dirección deportiva M, aún más precisa, producen un visible incremento en la agilidad del vehículo y se suman a su sed de enlazar curvas. Por otra parte, los frenos M Sport ofrecen una excelente resistencia al agotamiento y abundantes reservas de potencia de frenado. La dirección M Sport y los frenos M Sport también están disponibles de forma opcional para otros modelos de la gama BMW Serie 2 Gran Coupé.

Tres opciones de suspensión

Las suspensiones de serie del Serie 2 Gran Coupé tienen un carácter dinámico y están específicamente calibradas para las diferentes motorizaciones. Aun así, los clientes pueden encontrar en la lista de opciones la suspensión M Sport con una reducción de 10 mm en la altura de la carrocería o la suspensión adaptativa que incluye la tecnología VDC (Control Variable de los Amortiguadores). Esta última permite al conductor escoger entre dos configuraciones distintas de la respuesta de los amortiguadores. A través del mando de experiencias de conducción se puede seleccionar el modo Comfort, para una mayor comodidad en carreteras en mal estado; o Sport, para un mayor dinamismo. La barra estabilizadora de alta precarga está incluida en la suspensión adaptativa y en la suspensión M Sport. Todos los modelos BMW Serie 2 Gran Coupé desde la versión básica disponen de un eje trasero multibrazo. Para poder ofrecer a todos sus clientes un coche a medida según sus preferencias de dinamismo, BMW cuenta con tres recomendaciones opcionales, desde una configuración confortable con la suspensión de serie, hasta una conducción extremadamente deportiva con suspensión M Sport, completada con la dirección M Sport y los frenos M Sport. Al combinar la suspensión adaptativa con VDC, con los frenos M Sport, se obtiene espectro de uso más amplio posible.

Tres motores desde el lanzamiento

El nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé estará disponible desde su lanzamiento con una gama de tres motores de última generación (uno diésel y dos de gasolina), de la familia BMW EfficientDynamics. Una serie de medidas han mejorado su economía de combustible, con unas emisiones más bajas y, en algunos casos, más potencia que antes. El motor básico es el tres cilindros del BMW 218i, con 103 kW (140 CV); mientras que el motor diésel de dos litros y cuatro cilindros que alimenta el BMW 220d genera 140 kW (190 CV). La gama está encabezada por el motor de cuatro cilindros más potente del Grupo BMW, cuya potencia de 225 kW (306 CV) proporciona al BMW M235i xDrive unas prestaciones muy deportivas. El modelo insignia acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,9 segundos (en 4,8 segundos con el paquete M Performance) y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. Tanto el BMW M235i xDrive como el BMW 218i están equipados con un filtro de partículas de gasolina; y el BMW 220d, con filtro de partículas diésel, catalizador de adsorción de N0x y la tecnología SCR (Catalizador de Reducción Selectiva). Los tres motores cumplen con la estricta normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. El BMW 228i xDrive, cuyo motor de dos litros y cuatro cilindros genera una potencia de 170 kW (231 CV), solo está disponible en Estados Unidos.

Tres tecnologías de transmisión diferentes

En el BMW 218i, la potencia del motor se transmite a través de una caja de cambios manual de seis velocidades que ha sido actualizada, pudiéndose elegir opcionalmente la sofisticada transmisión Steptronic de doble embrague y siete velocidades. Se han mejorado el confort de cambio y las propiedades acústicas, tanto de la transmisión Steptronic de ocho velocidades del BMW 220d, como la transmisión Steptronic Sport de ocho velocidades del BMW M235i xDrive. La conectividad inteligente permite que las dos transmisiones automáticas se adapten a la estrategia de cambio de acuerdo con la ruta programada y la situación de conducción.

Innovadora herencia de segmentos superiores

El BMW Serie 2 Gran Coupé se beneficia de una serie de innovadores sistemas de asistencia al conductor procedentes de modelos BMW de segmentos superiores. Dependiendo del sistema en cuestión, las imágenes de las cámaras y los datos recogidos por los sensores de radar y ultrasónicos se emplean para monitorizar el área que rodea al vehículo, para alertar al conductor de posibles peligros o minimizar el riesgo de accidente con actuaciones correctivas en los frenos y la dirección. El equipamiento de serie en Europa incluye el aviso de colisión y de peatones con función de frenado en ciudad, que también alerta al conductor de la presencia de ciclistas. El sistema de advertencia de cambio de carril (Lane Departure Warning) también está incluido de serie, y se activa a partir de 70 km/h, hasta 210 km/h. El control crucero con función de frenado forma parte del equipamiento de serie en determinados mercados. Están disponibles opcionalmente el control de crucero activo con función Stop & Go, que funciona a velocidades de hasta 160 km/h, y el Driving Assistant, con advertencia de cambio de carril (Lane Change Warning), de colisión trasera y de tráfico cruzado.

Parking Assistant con innovador asistente de marcha atrás

El BMW Serie 2 Gran Coupé ofrece, opcionalmente, una amplia asistencia durante el aparcamiento y ciertas maniobras, gracias al Control de Distancia de Aparcamiento (PDC) de serie según mercados, a la cámara de visión trasera o al Parking Assistant. Este último permite el aparcamiento asistido automático en espacios perpendiculares o paralelos a la carretera, además de maniobrar en la salida de un espacio paralelo. El innovador asistente de marcha atrás está disponible también en la lista de opciones, y guarda los movimientos de la dirección para cualquier recorrido que el coche haya realizado hacia delante a no más de 36 km/h. De esta forma, el sistema es capaz de dirigir el vehículo marcha atrás (durante distancias de hasta 50 metros y a un máximo de 9 km/h) siguiendo exactamente el mismo recorrido que cuando avanzó hacia delante.

El smartphone se convierte en la llave del coche

También están disponibles como extra dos nuevas funciones inteligentes tomadas de modelos BMW de segmentos superiores: la BMW Digital Key y el BMW Intelligent Personal Assistant. La BMW Digital Key permite abrir y cerrar el coche desde un teléfono inteligente gracias a la tecnología Near Field Communication (NFC). Al acercar el teléfono a la manilla del coche este se abre, incluso si la batería del teléfono está agotada. El motor puede arrancarse en cuanto el teléfono se haya colocado en la bandeja o en la zona de carga inalámbrica. El conductor puede compartir la BMW Digital Key con hasta cinco personas. Está disponible para los modelos Samsung Galaxy con Android 8.0 o superior, que sean compatibles con la tecnología NFC.

Interacción natural con el BMW Intelligent Personal Assistant

El BMW Intelligent Personal Assistant, visto por primera vez en el BMW Serie 3 Berlina, también forma parte del concepto de control y operación. Al pronunciar las palabras “Hola, BMW” es posible acceder a varias funciones del vehículo y obtener información tan solo usando la voz. El BMW Intelligent Personal Assistant en un genuino experto BMW y tiene personalidad digital. Este asistente puede aprender rutinas y hábitos y aplicarlos más adelante en el contexto apropiado, o incluso conversación informal, contando chistes de manera ocasional o historias interesantes (“Hola, BMW: ¿te sientes deportivo?”, “Hola, BMW: cuéntame una anécdota”). Una característica única de la que carecen otros asistentes digitales es que el conductor puede ponerle la palabra de activación que quiera.

Connected Navigation para una llegada más tranquila

Los servicios Connected Navigation permiten que la información interna y externa sea tomada en cuenta a la hora de planear la ruta. Los conductores del BMW Serie 2 Gran Coupé pueden enviar destinos desde varias aplicaciones directamente al sistema de navegación de su coche, guardarlos y sincronizarlos. El Parking Space Assistant propone al conductor varias opciones de aparcamiento con suficiente tiempo de antelación antes de llegar a su destino. Además, este servicio informa sobre los aparcamientos más cercanos y sugiere rutas con altas probabilidades de encontrar aparcamiento cerca del destino. Los servicios On-Street Parking Information y PARK NOW están incorporados de forma inteligente en el proceso. Incluso es posible pagar las tarifas de los aparcamientos de forma automática en algunas ciudades.

 

Al volante de…

Twitter


Publicidad

Publicidad

Publicidad