Seleccionar página

Rodando con la Royal Enfield Interceptor 650 2019

por | Jul 14, 2019 | Rodando, Videos

Hoy tenemos como protagonistas a dos cilindros, puede parecer absurdo pero les aseguro que estos dos cilindros van a cambiar mucho las cosas en la marca que los equipa. 

Royal Enfield se ha especializado en crear y construir motos vintage con bloques monocilindricos de baja potencia, motos de paseo y con un estilo inconfundible. El año pasado se produjo un primer cambio con la llegada de la Himalayas, una tráiler de 400 centímetros cúbicos con un solo cilindro.

Finalmente, a lo largo de este 2019 se han presentado dos nuevos modelos para la marca India. Por un lado tenemos la Continental GT 650, que hereda su diseño de la pequeña café racer Continental GT 535 y la Interceptor 650, un modelo naked clásico al más puro estilo Bonneville. 

Los dos nuevos modelos montan un nuevo bloque de dos cilindros cubicando 650 centímetros cúbicos y desarrollando una potencia de 47 caballos. 

Ahora llega a nuestro garaje para demostrar su nivel y cautivarnos, motivos no faltan…

Prueba en Ciudad

La postura erguida y su posición de brazos relajada es su mayor baza para su uso en ciudad, su motor de 650 centímetros cúbicos tiene unos buenos bajos y posibilita con soltura recorrer la urbe sin mucho esfuerzo. 

En contra tiene el peso, la báscula indica algo más de 200 kg y eso se nota. La solución ha sido situar su centro de gravedad bajo y situar el asiento a 804 mm del suelo lo que permite que la mayoría lleguemos al suelo con facilidad y podamos maniobrar cómodamente. Pero no es de las más bajas. 

Cuenta con refrigeración líquida y por aire, por lo que el motor no tiende a sobrecalentarse en exceso. 

La caja de cambios es de 6 velocidades y el accionamiento tanto del pedal como de la manera de embrague es una delicia, suavidad en su máxima expresión. 

El asiento, además de estar a una altura respetable es muy cómodo, sus formas suaves, su longitud y su mullido nos permitirán recorrer muchos kilómetros y no provocará incomodidades a la hora de bajar la pierna al suelo. 

Prueba en Carretera

Llegamos a la gran sorpresa de la prueba. Nada más abandonar la ciudad de Madrid notamos la estabilidad y el aplomo en autovía de la bicilindrica india, su par motor de 52 Nm nos aporta una fuerza nunca vista en la marca haciendo sencillas acciones como incorporaciones o adelantamientos. 

A velocidades de crucero va suave y no transmite vibración. 

Abandonamos la aburrida autovía y nos dirigimos a un tramo de curvas famoso en la Comunidad de camino a la localidad de Chinchón. 

La subida del pequeño puerto se nos antoja sencillo y emocionante gracias a sus cuotas reducidas que nos permiten tumbar ágilmente y subir de vueltas de manera enérgica. 

Durante bastante curvas cerradas hemos podido comprobar la calidad del sistema de frenado, firmado por Bybre, su mordida es precisa y no notamos ningún signo de fatiga. 

La suspensión es correcta, la parte trasera la conforman dos amortiguadores ajustables laterales con muelles. La suspensión delantera es convencional, su recorrido no es excesivo pero absorbe de maravilla las irregularidades sin menguar la comodidad de marcha. 

Equipamiento y Acabados

Tratándose de una Royal Enfield sabemos que siempre nos encontraremos una moto sencilla y práctica, con lo justo y necesario para cumplir con la normativa y no distraernos. Entre el equipamiento más destacado contamos con iluminación halógena, gran superficie de cromados, ABS, velocímetro, cuenta revoluciones y cuentakilómetros con parcial, así como testigo del motor. 

Los acabados de la Interceptor 650 han mejorado considerablemente. 

Ahora cuentan con un mejor ajuste que junto al refinamiento del nuevo motor de dos cilindros nos hace olvidar por completo la fama vibrante de Royal Enfield. 

Los materiales no han mejorado tanto ya que no era necesario, la calidad siempre ha sido correcta y el menor de sus problemas. 

Lo que si es cierto es que su similitud a la Bonneville de Triumph nos presiona a compararlas y puede ser un grave error…  o no? 

Nos ha gustado

  • Estética puramente clásica
  • Motor efectivo
  • Sonido
  • Postura

No nos ha gustado

  • Algunos materiales
  • Peso
  • Longitud : 2122 mm
  • Distancia libre al suelo : 174 mm
  • Altura del asiento sin carga : 804 mm
  • Anchura : 789 mm
  • Peso : 202 kg
  • Capacidad del depósito : 13,5 l
  • Motor
    Bicilindrico, 4 tiempos y refrigeración por aire/aceite
  • Cilindrada
    648 cc
  • Diámetro x carrera
    78 mm x 67,8 mm
  • Relación de compresión
    9.5:1
  • Potencia máxima
    47cv@7100rpm
  • Par motor máximo
    52Nm@4000rpm
  • Sistema de frenado
    Discos delantero 320mm y trasero 240mm Brembo. ABS de doble canal
  • Alimentación por
    Inyección Electrónica
  • Sistema de arranque
    Eléctrico

desde: 6.200 €*

O FINANCIALA

99,25 /€/MES

84 cuotas sin entrada

Más información en la web oficial http://www.motos.royalenfieldmadrid.net/interceptor.html

Nuestra valoración

%

Diseño

%

Equipamiento

%

Motorización

Veredicto Final

El 2019 será un año para el recuerdo en Royal Enfield, se ha estrenado un motor lleno de energía, polivalente y atrevido. El motor lo envuelve, en el caso de la Interceptor, una naked clásico con Aires ingleses y un diseño muy conservador y cuidado. 

Por poco más de 6.000 euros puedes elegir una moto bonita, diferente y no olvidemos que es apta para el A2 sin necesidad de limitación previa. 

El motor de nueva factura va a dar mucho de que hablar y esperemos verlo integrado en el corazón de una trail o incluso una custom. Tiempo al tiempo. 

Royal Enfield Interceptor 650 2019

Galería de imágenes
 

Sobre el Autor